cabecera aqui blog

Testimonio de vida Judith, una abogada, madre de dos hijos, estudia su segunda carrera universitaria

 

Estudiar y trabajar demanda mucho esfuerzo. Cuando estudié Derecho tuve incluso que ir a clases con mi hija en brazos.

Marcela Barrios B.

Estudiar y trabajar es sacrificado. Cuando estudiaba la carrera de derecho, hace unos 14 años, trabajaba en una notaría de fe pública y tenía que llevar  a mi hija a mis clases porque no tenía con quién dejarla y tenía que darle su leche. En ese entonces, ella tenía tres meses de nacida.

Más bien había docentes flexibles que permitían que esté en clases con mi hijita. Recuerdo que pasaba clases de derecho administrativo, derecho penal, procesal penal y otras materias de la carrera de derecho.

Esa no fue la única dificultad que enfrenté. Días después de dar a luz volví al trabajo, porque no me cumplieron con la baja por embarazo, o sea, los 90 días de baja, 45 días antes y 45 días después del nacimiento de mi  hija.

Este esfuerzo provocó problemas en mi salud. Un día estaba tan agotada y estresada que estuve a punto de hacer caer a mi hija en la calle. Tuve que detenerme y sentarme en una grada. Llamé a mi hermana para que me ayudara. Ese día salía de clases y estaba volviendo al trabajo. Estaba a dos cuadras de la notaría donde trabajaba.

“(Después de dar a luz), una no tiene fuerzas para agarrar una cartera. Como era primeriza no podía, entonces en la calle casi suelto a mi hija. No podía dar un paso. Agarrada de mi hija, mi cartera, mis cuadernos”.

Hoy mi hija ya tiene 14 años.

En la Facultad de Derecho más bien había horarios de trabajo para ir a clases. Pero para estudiar había que sacrificar el almuerzo y los horarios de descanso.

Al medio día tenía que ir a clases y luego volver a mi trabajo. Por la noche era igual, del trabajo a clases, de 18.30 a 21.30 y luego de clases a mi casa.

Trabajar y estudiar en la universidad es sacrificado.

Superé esa etapa y hoy creo que todo ese esfuerzo valió la pena porque aporté al sustento de mis hijos y de mi familia.

Tengo 40 años, soy abogada y trabajo en una institución pública. Y me preparo para ir a clases en la carrera de Lingüística. La segunda carrera que me propongo estudiar.

Vivo en la zona Huayna Potosí, en la ciudad de El Alto. Vivir lejos implica  que me tengo que levantar más temprano, pero para quien le gusta estudiar cualquier sacrificio es bueno.

Tendré clases a las 07.00, por lo que tendré que salir de mi casa a las seis de la mañana porque debo ir hasta el Monobloc Central.

Entonces, deberé levantarme por lo menos a las 05.00 de la mañana para dejar el almuerzo cocinado. Cuando una está en esta situación tiene que saber cocinar en menos de una hora (risas), porque sí o sí tiene que salir la comida.

Dejo cocinado una semana y la siguiente dejo a mis hijos dinero para que se compren almuerzo. Así alterno, tampoco me voy a sacrificar tanto.

Mis hijos en la mañana también irán a clases. Mi marido les dará su desayuno antes ir al trabajo.  Ya de regreso del colegio, por la tarde,  se quedarán con mi mamá, más bien que me ayuda en ese aspecto.

Luego mi esposo llegará por la noche. Claro, más temprano que yo.

Yo soy la última en llegar a casa.

Trabajo de lunes a viernes ejerciendo mi primera profesión, como abogada en una institución pública. Mi salario es igual al de otros compañeros abogados y en cumplimiento de las normas administrativas. No escuché que exista diferencia salarial de las mujeres y hombres.

Lo que sí he visto (es) que en algunas instituciones (…)  hay varios extranjeros trabajando. Y yo digo dónde están  nuestros ciudadanos, nuestros profesionales, jóvenes o aquellas personas con capacidad. ¿Dónde están?.

Todos somos bolivianos, bolivianas y deberíamos tener trabajo para que se respeten nuestros derechos y nosotros cumplir nuestros deberes de cubrir los gastos de nuestras familias.

He escuchado, alguna vez, que no solamente se debe estudiar y ser empleados. También nosotros podemos ser empresarios y no solamente empleados. Esa es mi meta. Estudiar para tener mayor conocimiento para ayudar a los demás, para crear trabajo.

Quiero decir a las mujeres que cada camino que elijan es decisión de cada una y que nadie puede obligarles a hacer algo que no quieren.

Y si tomaron la decisión de estudiar que concluyan su carrera.

Y si luego quieren formar una familia, como madres pueden aportar, pero no depender del salario del marido porque para eso estudiaron.

¡¡Mujeres!!, ustedes pueden ser profesionales, entradoras, o tal vez protagonistas de un  emprendimiento mayor y creando empresas.

Narda: comencé a trabajar sin experiencia alguna y me prepare para obtener mi título universitario

 

Estudié administración de empresas y luego de egresar conseguí un trabajo en una empresa de seguros. Al mismo tiempo estudié para mi examen de grado.

Marcela Barrios B.

Soy titulada de la Carrera de Administración de Empresas de la Universidad Mayor de San Andrés y hace más de un año estoy trabajando en una empresa de seguros. Mi nombre es Narda  y tengo 26 años.

Egresé en 2016 y conseguí trabajo en noviembre de ese mismo año. Al mismo tiempo decidí prepararme para mi examen de grado y así obtener mi título universitario.

Postulé para mi examen de grado en mayo de 2017 y lo presenté en julio. No pude presentarme antes porque debía preparar toda mi documentación.

La presión era fuerte, incluso en mi trabajo sabían que me estaba preparando para mi examen de grado, por lo que fallar habría sido muy frustrante. Todos estaban pendientes.

En mi casa, mi familia también estaba preocupada aunque no lo decían para no hacerme sentir aún más presionada.

Y gracias a Dios y al esfuerzo,  a la primera aprobé. Valió la pena.

Nunca antes había trabajado, no tenía experiencia laboral. Por lo que este empleo, en esta empresa de seguros es mi primer trabajo.

Recuerdo que recién egresada, junto a una amiga, comenzamos a buscar trabajo en los periódicos y en noviembre de 2016 apareció una solicitud para esta empresa de seguros. Preparé mi documentación y envié mi solicitud.

Días después me llamaron y fui a la entrevista. La actitud y las ganas de hacer bien las cosas pesaron mucho y así empecé a trabajar.

Yo sé que no es fácil encontrar trabajo, sobre todo cuando una no tiene mucha experiencia o nada de experiencia laboral.

Al comenzar a trabajar me di cuenta (de) que todo era nuevo para mí y yo trataba de cumplir con mis responsabilidades lo mejor posible.

También me percaté que estaba en una gradita “súper” baja en este proceso de aprender a caminar en el mundo laboral. A veces pensamos que cuando somos egresadas y egresados conseguiremos trabajo, rápidamente, pero no es así.

Se debe empezar desde abajo y poco a poco conocer todos los aspectos del trabajo.

Las responsabilidades que una persona tiene, también implicam quedarte fuera del horario, aunque ello signifique no poder estudiar una especialización o maestría.

Comencé a trabajar porque ya no quería seguir extendiendo la mano para pedir dinero para comer o para mis cosas y porque el apoyo se estaba acabando por cambios que ocurrieron en mi familia. Yo debía trabajar para apoyarlos y para ayudarme a mí misma.

Si mi familia hubiera podido, me seguirían apoyando económicamente. Fue mi decisión comenzar a trabajar y presentarme al examen de grado. Fue mi decisión arriesgarme a cambiar mi vida y me dije: “que sea lo que Dios quiera. Él es quien está poniendo esta puerta y abriendo esta posibilidad y este nuevo camino. No sé cómo es trabajar, pero lo voy a hacer”.

Empezar una nueva responsabilidad en el área profesional y desde abajo es motivador. Yo estaba emocionada y a medida que el tiempo pasaba me sentía más motivada porque puedo crecer y superarme. Las y los seres humanos cada día tienen que crecer como persona y profesionalmente.

Una persona tiene que proyectarse donde quiere estar de aquí a tres meses, de aquí a tres años. Entonces, tenemos que aprovechar el tiempo para lograr lo que una quiere.

Trabajar y estudiar significa dejar de lado varias actividades, como ir al cine o de paseo con los amigos, pero vale la pena cuando se logran las metas.

Trabajo en atención al cliente y a veces me quedo hasta las 19.00 o hasta las 19.30, a pesar (de) que la salida es a las 18.30. Estos horarios me impiden continuar estudiando.

Gano más del mínimo nacional y apoyo con lo que puedo a mi familia en la medida de mis posibilidades. Pago lo que me corresponde, que son las facturas de la luz y del agua potable.

Yo quisiera estudiar una maestría en mi área, pero también emprender un propio negocio, siempre velando y aportando en favor de las otras personas, generando empleo y cuidando el medio ambiente.

Vivo con mi tía y hermano en La Paz. Mi papá no vive con nosotros, está en otro lado, mi mamá falleció hace siete años.

Willy Alfaro canta junto a la Orquesta Sinfónica de la UMSA

En el Paraninfo Universitario

Willy Alfaro canta junto a la Orquesta Sinfónica de la UMSA

En el acto de homenaje el rector de esta casa de estudios, Waldo Albarracín, entregó un reconocimiento al compositor considerado “patrimonio cultural de Bolivia”

Mercedes Limachi

(AquíCom 17-11-14) El cantautor, Willy Ernesto Alfaro Carvallo,interpretó canciones suyas, junto a la Orquesta Sinfónica de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), en un acto de homenaje al compositor tupiceño, por sus 67 años de trabajo artístico y su aporte al arte musical de Bolivia. Ese evento contó con la participación de artistas como: Jenny Cárdenas, el Dúo entre Dos Aguas y la Tuna San Andrés que le manifestaron su reconocimiento.

La Orquesta Sinfónica de la UMSA inició el acto de homenaje con baladas clásicas y, posteriormente, la artista Cárdenas interpretó composiciones de Willy Alfaro y aseguró que es un reto cantar con aquella Orquesta y delante del autor más conocido como “Rompe cantarito”.

En ese acto el rector de la UMSA, Waldo Albarracín, entregó una medalla al compositor de letra y música por ser patrimonio cultural de Bolivia, la autoridad agradeció el aporte del cantautor que hizo de la poesía una canción.

Willy Alfaro, médico-compositor, expresó su satisfacción por el homenaje e indicó que una invitación tan importante, como la del Rector, le resultaba muy especial e inolvidable (AquíCom 17-11-14).

Sociología de la UMSA cierra gestión académica con una “chocolatada”

Para compartir

Sociología de la UMSA cierra gestión académica con una “chocolatada”

“Es algo nuevo dentro de la Carrera, no se ha visto en ningún año realizar esta actividad, estamos compartiendo un panetón y una taza de chocolate”, dijo Roger Chambi, estudiante de tercer curso

Mercedes Limachi

(AquíCom 17-12-14) La dirección de la carrera de Sociología organizó una “chocolatada” para compartir con estudiantes y personal administrativo, al finalizar el año académico 2014. Aquella actividad inició a horas 09:30, hoy miércoles 17 de este mes, en el auditorio de la Carrera, de la que participaron más de 50 universitarios y algunos docentes y administrativos.

“Es algo nuevo dentro de la Carrera no se ha visto en ningún año realizar esta actividad, estamos compartiendo un panetón y una taza de chocolate, desde primero hasta quinto año de Sociología, me parece una buena forma de confraternizar”, expresó Roger Chambi, estudiante de tercer curso.

Asimismo, calificó la gestión como regular, a pesar de los problemas internos suscitados entre docentes, lo que perjudicó la actividad académica, porque ha repercutido dentro las clases; también mencionó la división entre estudiantes.

Fabián Muñoz, universitario de cuarto curso de Sociología, indicó que es una linda actividad para unirse y desearse una feliz Navidad con los compañeros que comparten la chocolatada. La gestión ha sido buena con excepción de algunos tropiezos que nunca faltan, añadió.

No se contó con la participación del Director de Carrera, debido a que está ocupado en una defensa de tesis, dijeron estudiantes.

La decana de Ciencias Sociales, Gabriela Sotomayor, comunicó el cierre de gestión el viernes 19 de diciembre (AquíCom 17-12-14).

Primera Feria a la Inversa en Ciencias Sociales

UMSA

Primera Feria a la Inversa en Ciencias Sociales

Ese evento abrirá un espacio para exponer investigaciones, proyectos y ofertas para trabajos dirigidos, producción intelectual que interesa a egresados de la Facultad

Mercedes Limachi

(AquíCom 17-11-14) La facultad de Ciencias Sociales, de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), llevará a cabo la Primera Feria a la Inversa en la biblioteca del edificio “René Zavaleta Mercado”, actividad que empezará el miércoles 19 y concluirá el jueves 20 de este mes. Ese evento abrirá un espacio para exponer investigaciones, proyectos y ofertas para trabajos dirigidos, producción intelectual que interesa a los egresados, además, de contar con la participación de instituciones como: la Gobernación, la Alcaldía de La Paz, entre otras.   

Cecilia Rodríguez, vicedecana de la facultad de Ciencias Sociales, explicó que ésta es la Primera Feria a la Inversa de la Facultad, actividad programada para propiciar un espacio donde puedan encontrarse, tanto la producción intelectual como investigaciones, proyectos, ofertas para hacer trabajos dirigidos y otros que tengan que realizar nuestros egresados y que puedan ser de interés para las instituciones invitadas.

 A esa actividad están invitadas varias reparticiones de la Alcaldía paceña relacionadas con las áreas de estudio e intervención de la facultad de Ciencias Sociales, también organizaciones no gubernamentales (ONG), movimientos sociales como la organización de mujeres campesinas “Bartolina Sisa”, la Prefectura y otras que trabajan con la Facultad, dijo Rodríguez.

Un segundo objetivo de esa actividad es la promoción de las carreras y sus investigaciones.

Están invitados todos los interesados y también se espera que asistan jóvenes de colegios para que puedan optar por una de las carreras, el próximo año, añadió la entrevistada (AquíCom 17-11-14).

https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif" height="1" width="1">

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

11690480
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
506
4715
18264
108244
11690480