cabecera aqui blog

Arce Catacora, el Super Luchito que gastó dinero estatal a mano suelta, pero también se embolsillo otro sin ninguna justificación

Pachamamones

Arce Catacora, el Super Luchito que gastó dinero estatal a mano suelta, pero también se embolsillo otro sin ninguna justificación

Redacción de Aquí

El ahora Presidente electo, Luis Arce Catacora, gastó dinero estatal a mano suelta, tanto para darse lujos innecesarios en la construcción del nuevo ministerio que manejó durante muchos años, como también para satisfacer a su jefazo con otros lujos; pero, también hizo que particulares llenaran su propia billetera con dinero que hasta ahora no justificó por qué ni para qué.

  1. A fines de mayo de 2017 cuando fue entregada la construcción del nuevo edificio del Ministerio de Economía se supo que su costó fue de 104,3 millones de dólares, con muebles carísimos comprados en el extranjero, con vidrios blindados ente otros lujos pese a que el Gobierno había determinado reducir los gastos públicos por la crisis emergente de la caída de precios de hidrocarburos y de otros rubros.
  2. Entre los millonarios gastos que Arce Catacora hizo para satisfacer a su jefe Morales, están los 6.221.000 de bolivianos, casi 900 mil dólares, por cinco vehículos de lujo: un auto presidencial, marca Lexus (blindado), una vagoneta marca Toyota (blindada) y tres vagonetas (no blindadas) también Toyota para la escolta presidencial. Este gasto se realizó en enero del 2014.
  3. Entre 2011 y 2019 en las cuentas de Luis Arce Catacora y en las de su esposa Lourdes Brígida Durán hubo depósitos de al menos 6 millones de bolivianos, es decir de más de 800 mil dólares. Esos sospechosos depósitos, según la investigación de Unidad de Investigación Financiera (UIF) provinieron del millonario desfalco al Fondo Indígena, y de “aportes” de funcionarios públicos de reparticiones del Estado, empresas petroleras y otras entidades.

Al respecto, el 2016 a los legisladores que intentaron interpelarlo les dijo con todo cinismo: "No podemos comprar cualquier cosa (…) los funcionarios tienen derecho a tener bienes e inmuebles dignos…”, mientras en la calle su gente le hacía barra con gritos que decían: "Súper Luchito el pueblo te apoya…”, "Fuerza ministro que tienes todo nuestro apoyo. No se rinda”.

En esa oportunidad el ministro Juan Ramón Quintana declaró: "Las caravanas en las que el Presidente se movía eran caravanas donadas por la cooperación internacional y no nos parecía digno que el presidente Evo tenga que movilizarse en vehículos donados".

Definitivamente el Super Luchito manejó mucho dinero, directa o indirectamente para beneficio propio.

Analistas por montón

Analistas por montón

Alfonso Gumucio Dagron*

sábado, 31 de octubre de 2020

De la noche a la mañana todos se han convertido en analistas políticos en Bolivia. “Según las teorías de Marx y Engels, las masas actúan llevadas por…” dice un señor en el Pumakatari. “Esas teorías están pasadas de moda, los jóvenes ya no se guían por ideologías…” replica otro sentado al otro lado del pasillo: “Sé lo que le digo, soy economista y he leído todas las teorías”, insiste. “Y yo soy abogado y politólogo…”, retruca el primero. Ambos bajan en la misma parada y siguen discutiendo, sin violencia y sin asperezas. 

Cada boliviano es un analista con una opinión diferente. Algunos aparecen en la televisión para hablar con solemnidad, otros lo hacen en las calles, en el transporte público, en el trabajo, en sus casas o en redes virtuales. 

Si el MAS no hubiera ganado las elecciones en primera vuelta, probablemente no habría paz social. Sus bases ya habían anunciado que no reconocerían un resultado electoral desfavorable. Los supermercados cubrieron sus vidrieras con hojas de calamina y la gente compraba reservas “por si acaso”. La vigilancia policial y militar fue redoblada para proteger instituciones del Estado y puntos neurálgicos en las ciudades. Todo se podía esperar de quienes han demostrado en otras ocasiones su capacidad de crear pánico y caos. Nadie lo hace “tan bien” como el MAS.

Por suerte no hubo violencia. Arce ganó en primera vuelta sin necesidad de quemar ánforas, interrumpir el conteo de votos e intervenir los servidores del Tribunal Supremo Electoral. Una sensación de impotencia, pero también de desahogo, cundió en la población de las ciudades. Esta vez no hubo bombas molotov en los almacenes del Ministerio de Culturas, ni ataques con dinamita a la planta de combustibles de Senkata, al grito rabioso de “ahora sí, guerra civil”. 

Lo que vendrá es un misterio. La impunidad ya ha sido proclamada para los que orquestaron el fraude electoral de 2019, para los que quemaron estaciones de la Policía o Tribunales Electorales Departamentales. Por otro lado, hay tensiones en el interior del MAS entre las diferentes tendencias. Y Evo Morales gira como asteroide que amenaza con el impacto de su verborrea. 

Como consuelo, todos somos analistas “profesionales” o “improvisados” tratando de explicar cómo Arce y Choquehuanca lograron 55% de la votación cuando ni ellos mismos lo esperaban. El “jefazo”, a pesar de sus maromas mediáticas, pasó a segundo plano pero incomoda a los vencedores que lograron más votos que él en 2019 (con fraude y todo). Arce, el oscuro funcionario que sirvió a varios gobiernos neoliberales, llegó donde nunca había soñado. 

A pocos días del cambio de gobierno, los analistas se dedican a repartir culpas con ventilador. En inglés hay una buena expresión: “the blame game”, el juego de echar culpas a otros. Parecería que se necesita encontrar un culpable para entender lo sucedido. Según cada analista más sagaz que otro, los culpables son: la presidenta Jeanine Añez, Camacho y Pumari, Carlos Mesa, los regionalistas cruceños, el Tribunal Supremo Electoral, los indecisos que ocultaron sus preferencias hasta el final, el miedo de la gente, entre otros.

Cada quien defiende al culpable de su preferencia, con o sin argumentos. En la televisión los “analistas” proliferan: es una profesión sin título académico, hecha a pulso con artes de especulación. Los sesudos analistas acomodan sus lecturas de la realidad para no reconocer que sus cálculos anteriores estaban errados. Canales y canaletas los siguen entrevistando como si a alguien le importara lo que puedan decir a estas alturas del partido. Igual que los comentaristas de fútbol, son hábiles para acomodar sus predicciones cuando el árbitro ya tocó el silbato final. 

Las empresas encuestadoras también se equivocaron, pero hicieron mucho dinero equivocándose, y volverán a ser contratadas para volver a equivocarse y seguir ganando dinero con mediciones de dudosa calidad técnica. ¿Quién verifica a las encuestadoras? 

Empieza el tiempo de reposicionamiento del relato masista negacionista: no hubo fraude en 2019, no hubo corrupción en los 14 años del autoritario Morales, no hubo megaobras inútiles, no hubo gastos superfluos en aviones de lujo y palacios, no hubo represión, no hubo chantaje a los medios de información, no se persiguió y presionó a periodistas, no se abandonó a la salud y a la educación, etcétera. El nuevo relato es como la foto de la “revolución cultural” de Mao: cuando es necesario, aparecen o desaparecen personajes. La verdad se puede manipular como ya lo hicieron con Neurona Consulting, la fachada de un negociado internacional. 

Todo quedará borrado. El nuevo relato consiste en echar tierra, mucha tierra, sobre la memoria de los bolivianos. Los que retornan ahora al poder saben que un pueblo sin memoria está condenado a ser manipulado por la mentira y el oportunismo.

*Escritor y cineasta.

@AlfonsoGumucio

Publicado en el periódico Página Siete el 31 de octubre de2020

Primeras reflexiones en el día de las Elecciones 2020*

Primeras reflexiones en el día de las Elecciones 2020*

Nancy Vacaflor Gonzales

domingo, 19 de octubre de 2020 - Hrs. 22:19

Aquí apunto un par de reflexiones…

Muchos esperaban al menos una segunda vuelta, nada, según los datos preliminares y no oficiales de Tu Voto Cuenta y de Ciesmori, el delfín de Evo Morales, Luis Arce Catacora sería el presidente por los próximos cinco años acompañado de David Choquehuanca en la vicepresidencia.

Si el cómputo oficial del Tribunal Supremo Electoral ratifica estos datos, y en cinco días proclama los resultados, ambos estarán jurando antes de la primera quincena del mes de noviembre, es decir, será un proceso rápido que se transfiera el poder al nuevo Gobierno.

¿Cómo es que el MAS logra un porcentaje incluso mayor al que obtuvo en las fallidas elecciones de octubre del año pasado? Una pregunta que no tiene una sola respuesta sino varias.

— Una de esas respuestas puede ser el rol de la oposición, que no ha sido capaz de construir un partido sólido, estructurado y fuerte, por lo tanto, tampoco ha generado una visión de país, una propuesta capaz de enamorar a la ciudadanía, hasta ahora lo que se ha visto son intentos de organización con fines solamente electorales.

— Hace tres procesos electorales, los ciudadanos/as escuchamos la famosa arenga de la “unidad”, la que nunca hubo, ni en torno a un proyecto político, ni en torno a hacerle frente al MAS, ni por la recuperación del poder.

— Esta ausencia de construcción de un proyecto político claramente devela que en la oposición tampoco han existido nuevos liderazgos, si una de las críticas al expresidente Evo Morales era la falta de renovación, la observación cae con la misma fuerza a los opositores. ¿Hace cuánto tiempo vemos a Samuel Doria Medina siendo candidato? Jorge Quiroga en sus intentos por llegar a la presidencia en 2015 ¿acaso no ha posibilitado que el MAS tenga mayoría en la ALP, tras dispersar el voto y obtener una intrascendente bancada?, el propio Carlos Mesa. Quizás esta sea la causa por la que no tengan empatía con la ciudadanía y quizás es el momento de retirarse en sus aspiraciones de candidatos y promover nuevos actores políticos renovados y jóvenes. Sucedió en el MAS, se cansaron que solo Evo Morales sea reelecto una y otra vez, sin renovación…

— Aunque es evidente que la ciudadanía tampoco quiere líderes nuevos con prácticas de la vieja política ahí aparece, como el mal ejemplo, Luis Fernando Camacho que incumplió su palabra de no ser candidato, además grabó o hizo grabar una conversación con su acompañante de fórmula, Marco Pumari y después la filtró. Entonces, no es suficiente liderar un movimiento como el de octubre y noviembre, sino que la política se construye y estructura, porque también debería guiarse por principios y ética.

— El otro factor es la candidatura de la presidenta Jeanine Añez. Ha mostrado que cuando se pretende detentar el poder no importa la contradicción discursiva, ni la palabra empeñada. Aunque se haya bajado de la carrera electoral, para ese tiempo el electorado ya estaba decidiendo su voto o en su caso “ocultando” su voto.

— La administración gubernamental fue un talón de Aquiles, en especial porque el gobierno de transición enfrentó la pandemia y consiguientemente la crisis sanitaria, de por medio denuncias de corrupción que han desportillado la popularidad con la que había asumido Añez la presidencia, los cambios en el gabinete y las disputadas con los Demócratas ha terminado mostrando un gobierno sin cohesión y débil.

— La militancia del MAS también ha demostrado que más allá de Evo Morales, hay un instrumento político que sobrevive en las crisis, que tras los hechos de octubre y noviembre no se ha derrumbado, o no estaba totalmente aniquilado, como sucedió con el MNR el 2003, partido que a la fecha sigue en la lona y dividido, buscando con quién aliarse para tener un par de candidatos. Para quienes creían que sin Morales era la extinción del MAS, resultó un engaño. Es evidente que tiene una base fiel y de la línea dura que se juega por este partido y votantes que prefirieron “ocultar” su voto en tiempos que “ser del MAS” era poco más que repudiado. El mensaje claro es que es posible la renovación.

— Luego que el TSE de los resultados finales de las elecciones, el próximo paso son las elecciones subnacionales para la elección de gobernadores, alcaldes, asambleístas departamentales, concejales, entre otros. De aquí para delante solo que algo en la reflexión o son capaces de construir partido, de articular una visión política que permita los contrapesos con el Gobierno central o en definitiva seguirán con las mezquindades políticas.

— El MAS cuando asuma el gobierno tiene el desafío de gobernar para todos, de evaluar de forma crítica sus errores, de cumplir la Constitución y no usarla de acuerdo a los fines partidarios…en definitiva de promover la reconciliación en un país que hoy está polarizado.

— Es necesario seguir reflexionando con la mente abierta, aceptar y respetar los resultados es el principio para ir fortaleciendo la democracia…

Seguro que hay mucho más por decir...

*Tomado del Facebook de Nancy Vacaflor Gonzales

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10225762095419311&id=1239007708

Bolivia: Borrachera de poder*

Bolivia: Borrachera de poder*

Carlos Decker-Molina

30 de octubre de 2020 – Hrs.06:23

Mientras la vida de Stalin pendía de un hilo, rodeaban al dictador, aparte de su hija Svetlana, Malenkov, Jrushchov, el temible Beria, Bulganin y Mólotov, este último había caído en desgracia meses antes y se salvó de la purga por la embolia del dictador.

Los historiadores más serios cuentan que cuando Stalin se espabilaba Beria le tomaba de la mano y le suplicaba que se recuperase. Cuando volvía a desvanecerse, Beria acercaba sus labios a la oreja del dictador para susurrarle insultos y desearle una muerte atroz.

Evo

Evo Morales no está agonizante, pero la actitud de Beria tiene similitudes con la de Arce. La ausencia de Morales pudo producir reacciones más sanas, por ejemplo, darse cuenta de que la victoria del 18 de octubre fue a pesar del líder. 

Todavía hay tiempo para sepultar el autoritarismo de Morales, pero … parece que la herencia no solo es ideológica sino maniquea.

El MAS-ARCE-CHOQUEHUANCA quiere olvidar muy rápido que el primer síntoma del cambio lo dio, como siempre, la ciudadanía boliviana en las urnas, al día siguiente (19/10) escribí:

Bolivia está partida en dos, pero sus partes grandes y chicas fueron a votar en plena segunda ola de la pandemia. El 87% de la población arriesgó contagios, lo que quiere decir que entre el miedo y la bronca está la democracia porque decidieron no matarse sino votar; el miedo y la bronca resolverán sus diferencias democráticamente.

Hasta ahí no creo haberme equivocado, pero el error de mi análisis quizá por mi afuerinidad es haber leído positivamente las declaraciones de Arce y Copa que hacían suponer un cambio en el quehacer político, en la práctica, en la administración de la victoria. 

Hacía suponer que irían a pasar del autoritarismo a la democracia, al fin y al cabo, fueron los votos que les dieron el triunfo inobjetable del 18-O, y éstas – las elecciones - son una de las herramientas de la democracia liberal. No tendrían que olvidar ese hecho vital para su propio triunfo.

Eva 

Eva Copa, no puede borrar la parte de la historia que le toca. Lo que pasó en las elecciones del 2019, espurias desde su origen hasta el vacío de poder surgido por la consigna de renunciar desde la presidencia del estado plurinacional hasta la de diputados. 

Adriana Salvatierra renunció a la presidencia de la cámara de senadores siguiendo la consigna, fue Eva Copa que, ante la emergencia, asumió el rol que le correspondía, de esa manera se convirtió en una de las operadoras de la temporalidad constitucional.

¿Eva Copa es, entonces, parte del golpismo del que habla el MAS? 

El vacío de poder dejado por el MAS-Morales en 2019, porque el fraude se visibilizó, fue tramitado constitucionalmente por Eva Copa que consensuó con la oposición para mantener la constitucionalidad.

Sin duda a ojos del MAS-Morales, Eva Copa es una golpista.

Quizá la prueba de “su golpismo” está en la ausencia de su nombre en las listas que el líder tenía en su libreta de Buenos Aires. 

Como Beria suplicaba por la recuperación del líder cuando éste abría los ojos, la Copa desde el parlamento, hace una movida para eliminar los dos tercios y mostrarse como la “mejor alumna” del MAS-Morales -autoritario que la eliminó de sus listas de candidatos.

Los resultados 

Hoy los triunfadores del MAS-Arce-Choquehuanca debieran preguntarse la razón por la que el MAS-Morales no rozó los números del cómputo del 18-O. La respuesta es que la mayoría de los ciudadanos bolivianos está en contra de la eternización de ningún líder en el poder. Si los votantes volvieron a emitir su sufragio por el MAS es porque el candidato no es la figura repetitiva desde el 2004. Además de otros factores como el desastroso gobierno de transición.

Así como Beria acariciaba la mano de Stalin cuando éste abría sus ojos agonizantes, el MAS-Arce-Choquehuanca acaricia la mano del líder repitiendo la consigna de golpe y  para congraciarse con el jefazo, se regalan la eliminación de los dos tercios para decirle “no ha pasado, seguimos siendo los mismos”. 

Los 2/3

Para sacarse la etiqueta de golpista Eva Copa en la última sesión del Senado, permite, gracias a  los dos tercios del MAS, modificar el reglamento de debates de esta instancia legislativa y dejaron sin efecto la aprobación por dos tercios de 12 tipos de decisiones, acomodando este concepto a mayoría absoluta. Este partido también impulsa una reforma similar en el reglamento de la Cámara de Diputados.

La mayoría del MAS en la Cámara de Senadores aprobó la resolución camaral que en su artículo único señala: “Se modifican los artículos 12, 53, 81, 94, 107, 109, 111, 167, 168, 169 y Disposición final segunda del Reglamento General de la Cámara de Senadores, debiendo reemplazarse ‘dos tercios’ por ‘mayoría absoluta’”.

El MAS, al no obtener los dos tercios en las elecciones del 18 de octubre, recurre a su brazo operativo del Legislativo para cambiar las reglas e imponer en la Asamblea sus decisiones, como hacía, hasta ahora, con sus dos tercios.

La oposición ha protestado y el líder de CC Carlos Mesa amenazó con la inasistencia de su bancada de legisladores a la posesión del nuevo gobierno.

José Miguel Vivanco, director para América Latina de Human Rights Watch, calificó a la modificación de los reglamentos como un “mal precedente”.  

Arce vuelve a coger la mano del líder y dice a los bolivianos que son “modificaciones administrativas”.

Sin duda Morales no está agonizante políticamente como me imaginé hace un par de semanas. Volvió Stalin a gobernar desde la sombra. ¡Qué gran pena!

The Economist que tiene un tono esperanzador en su análisis sobre Bolivia parecido a los análisis afuerinos como el mío, tendrá que modificar su tesitura.

Uno olvida la historia, así como peronismo marcó a fuego el modo de hacer política en Argentina, el movimientismo boliviano, corporativista y prebendal sigue vigente.

Finalmente, una referencia cínica de un colega: “Trump ganará las elecciones en los EE. UU. lo que significa que el desmoronamiento del imperio será un hecho irreversible. En tu país pasará lo mismo con el MAS post pandemia, Arce no podrá cumplir con su política económica y producirá el desmoronamiento de su partido”. 

Y, ¿la gente? pregunto. 

El cínico responde: “Los electores de Trump y los del MAS se joderán, son esas capas menos protegidas y anti-élites, morderán el polvo de la crisis, se empobrecerán más y rogarán en todas las iglesias la muerte del Stalin resucitado”

Tomado del Facebook de Carlos Decker-Molina

https://www.facebook.com/carlos.deckermolina/posts/10158539860330837

Evo Morales es la esperanza para el mundo: David Choquehuanca

Pachamamones

Evo Morales es la esperanza para el mundo: David Choquehuanca

Redacción de Aquí

El ahora vicepresidente electo, David Choquehuanca, antes ex canciller del inédito Estado Plurinacional, no nos tiene asombrados por su mutismo sino más bien por sus sabias ocurrencias que seguramente se incrementarán en el próximo tiempo.

Como no podía ser de otra manera, al más puro estilo de los egresados de la Escuela de Altos Estudios de Aduladores (o de Amarraguatos), Choquehuanca, nos hizo conocer algunos halagos dirigidos al cocalero y eterno Presidente.

En una entrevista de la Agencia española EFE, señaló:

"Hay mucha esperanza en el mundo hacia el presidente Evo Morales, porque consideran que tiene mucho que aportar. Por eso el mundo nos está mirando. Morales no sólo representa esperanzas para los bolivianos, sino también para el mundo. Cuando voy a reuniones internacionales, les digo que el presidente Morales es esperanza para el mundo, que hay que cuidarlo".[1]

Es tan grande la admiración de Choquehuanca hacia Morales que culpa a la insensata humanidad de ser la causante de los desastres naturales por no oír la sabiduría de su mentor.

“El terremoto y el tsunami de Japón fueron causados porque el planeta no escucha a Evo Morales”.

Definitivamente David Choquehuanca, el Vicepresidente electo y Presidente nato de la Asamblea Legislativa no ahorró palabras hacia Evo Morales, el Jiliri Irpiri o “Gran Conductor” según lo tituló otro de sus adláteres que preferimos olvidar su nombre.

 


[1] https://www.opinion.com.bo/content/print/morales-es-esperanza-salvar-planeta/20071002235230271834

Subcategorías

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 296

Visitas

16833486
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
1204
5648
19359
242254
16833486