cabecera aqui blog

Lo que en un principio me gustaba era hacer caricatura social

AddThis Social Bookmark Button

Abecor:

Lo que en un principio me gustaba era hacer caricatura social

“Pensé en ser veterinario, profesor de educación física o músico pero, más me ha llamado el apego que tenía con mi papá, tratar de imitar lo que hacía, él es arquitecto y ha sido profesor de artes plásticas.”

Franz Cuevas Navarro

(Semanario Aquí/10-10-18)

      “Chukuta” de padres potosinos, Abel Bellido Córdoba, más conocido como “Abecor”, habla en la siguiente entrevista acerca de su recorrido laboral, personal y del desafío diario de representar los hechos en dibujos, mediante su trabajo de caricaturista en el periódico Página Siete.

    ¿Siempre estuviste decidido a hacer arte o pudiste haber tomado otro rumbo en algún momento?

- Pensé en ser veterinario, profesor de educación física o músico pero, más me ha llamado el apego que tenía con mi papá, tratar de imitar lo que hacía, él es arquitecto y ha sido profesor de artes pláticas. De ahí han partido mis ganas desde chico, es lo que me gustaba, diseñaba cosas y no había internet que me distraiga, así que me metí a eso (…), pero en un momento cuando lo pensé un poco más en serio me dije: “qué tal si estudio arquitectura como mi papá, o música” pero, me enteré de que había la carrera de Artes y entré. Gracias también a una profesora en el colegio (…), ella fue la primera que me llevó a la carrera de Artes (…) “Tú tienes que ser artista”, me dijo.

    Tus otras aficiones eran la música y el deporte entonces.

- Si (…), todo parte también de una decepción cuando yo estaba pasando clases de atletismo en el estadio, esas veces era fondista (…), querían que me preparara para los juegos (olímpicos), tenía mis 14 o 15 años y lo que me dijeron es que debía tener una dieta alimenticia estricta; mi mamá esas veces estaba pasando una situación económica incómoda porque éramos ocho hermanos y mi papá perdió el trabajo (…) y yo no podía darles más molestias a mis papás y dejé de lado el deporte (…), pero estuve encaminado siempre con la visión del arte.

    ¿Cuándo empezaste tu trabajo como caricaturista y en qué lugares has trabajado?

-  Ha sido por azares de la vida, lastimosamente en un momento (…) me casé, y desde esa vez he tenido que “dobletear” el trabajo, digamos, obtener un trabajo por mi wawa y todo lo demás, estaba en segundo año de la carrera de Artes y tenía que conseguir trabajo y trabajar en lo que podía, pintaba gigantografías, etc. Y un amigo de la Carrera trabajaba en un periódico llamado “Gente”, un periódico amarillista y de crónica roja en especial (…), entonces, él me llamó para colaborarle en la parte ilustrativa (…) y vi que ese periódico no tenía dibujo editorial, entonces propuse al director hacer uno porque otros periódicos sí tenían (…), quería buscar algo más. Aceptaron y esas veces lo que hacía se llamaba “El pan duro”, de ahí pasé a “El Alteño” con el mismo nombre (…).

En ese tiempo que estaba en Gente, ya estaba teniendo a mi cargo un suplemento (…) y participé en varios concursos entre los que gané el primer premio “14 de Septiembre” de Cochabamba, en escultura (…), después participé en lo del Parque Cretácico y con ese trabajo tuve que renunciar al periódico para hacer lo que es los dinosaurios; fue una linda experiencia de casi medio año (…).

Después mostré mis caricaturas a La Razón porque ahí el caricaturista podía trabajar afuera (…) y me dieron la venia para trabajar en casa (…), ya estaba acostumbrado(al oficio) después de trabajar 8 años en Gente y El Alteño. En La Razón estuve por lo menos 5 años a puro contrato, lo que me “calentó”, y renuncié porque también me lesioné y nunca se hicieron cargo de mi lesión (…). Luego apareció Página Siete y entré a trabajar ahí hace siete años más o menos. 

    ¿Hay algún procedimiento que sigues para realizar tu dibujo diario?

-  Lo que trato es de monitorear en la mañana y ver más o menos lo que está pasando, leer algo en internet, el Twiter es una de las formas, según lo que tú buscas te lo encuentra como noticia. Después salir a la calle o escuchar a la gente, la familia; esas partes para mí son importantes para averiguar, o los amigos digamos. Creo que todo ese conjunto de cosas te hace asimilar una posición o algo que le molesta a la gente, lo que me inspira es la gente (…), claro que tienes que sacar tus propias conclusiones de cómo están marchando las cosas y eso me da para una idea. Hay ideas que se me vienen a la cabeza o me anoto este o aquel tema y lo proceso en mi cabeza una semana o tal vez dos, o a veces escucho la palabra de alguien que dijo algo y me da la idea de un dibujo. Hay ideas que pueden estar dando vueltas en mi cabeza días y otras salen en cinco minutos. Es un proceso de observar, de escuchar, de analizar.

    Y cuando quieres plasmar esa idea ¿Qué pasos sigues?

-  Trato de pensar un rato y dibujarlo primero en la mente, es muy importante eso. Tienes tu dibujo o más o menos el boceto, ¿Qué ángulo?, ¿Qué dimensiones?, Cómo podrías plantear un dibujo que no tenga texto, porque a mí no me gusta utilizar mucho texto, quiero que el dibujo hable por sí solo, entonces, trato de que en mi cabeza se dibuje por lo menos unas 20 veces y en el papel otras 20 (…) y ver cuál es la más expresiva digamos. A veces lo hago apurado porque hay que hacerlo volando y a la segunda o tercera tiene que salir. Empiezo a bocetar por lo menos unos diez minutos o depende de lo que quiero decir (…)

    ¿Puedes contar la experiencia de haber ganado un premio de la Asociación de Periodistas?

- Ha sido interesante, aquellas veces se habló de la corrupción y los dos dibujos que hice hablaban de lo mal que andamos en la justicia (…), es lindo recibir un premio, una mención como ésta, marca un trabajo que es de todos los días, viendo, analizando y dibujando. Es comprometido el trabajo con algo que yo pienso, por algo tiene mi firma; es muy diferente a lo que algunos dicen que “te manipula el director” pero no es así (…).

Tal vez mi dibujo es un poco ácido, muy directo digamos, y me catalogan como alguien contrario al gobierno (…)

    ¿Hacia qué temáticas se dirigen tus dibujos?

- Lo que en un principio me gustaba era hacer caricatura social, que tiene que ver con la idiosincrasia de la gente y demás, pero, ahora en este periódico (…) tienes que estar actualizado en lo que está pasando.

Mis caricaturas tengo que dirigirlas más o menos con el contexto en el que estamos, por ejemplo, lo que viene ahorita es, digamos, una pelea electoral, una pelea de gastos (…), es lo que estoy viendo en adelante, una etapa electoral muy fuerte donde todo el mundo dice  todo, todos prometen a otras personas y hay que tener mucho cuidado con eso.

La justicia también que está muy mal, la salud que es otro tema que me interesa contraponerlo, la inseguridad y la política sobre todo por cada cosa que pasa (…). Son temas que están ahí, están aflorando y siempre van a estar ahí, entre quién entre, y eso trato de poner porque eso está en la agenda, digamos.

Son raras veces que podemos escuchar una noticia que nos alegre a todos (…), como para (…) hacer una caricatura mejor.

 (Semanario Aquí/10-10-18)

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

El infamatorio

El Infamatorio

El Infamatorio
Jueves, 08 Noviembre 2018

El Infamatorio es el repositorio de las vilezas que perpetra el poder; es el almacén de las acciones políticas que tienen a la abyección como su único principio y fin.

Las ruindades de la política en Bolivia son el espacio de El Infamatorio, su tiempo lo marcan las continuidades de las bajezas que se consuman en su nombre.


Read more...

Publicación Aquí Nº 239

Visitas

10675013
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
2299
4867
14919
67080
10675013