cabecera aqui blog

Elena: soy profesora, estudio Contaduría Pública y soy el pilar de mi familia

AddThis Social Bookmark Button

Testimonio de vida

Soy maestra de matemáticas en una Unidad Educativa de Fe y Alegría. También estudio en la UMSA Contaduría Pública. Me ocupo de enseñar a alumnos con problemas de aprendizaje y de trabajar con quienes están más avanzados.

Marcela Barrios

(AquíCom/MTBB/19/09/2014). Mi nombre es Elena, tengo 29 años y me dedico a enseñar matemáticas en un colegio fiscal. Yo soy profesora. Además, estudio contaduría Pública en la Universidad Mayor de San Andrés.

Soy ayudante en un colegio fiscal, ayudante de matemáticas. Mis alumnos se preparan para las olimpiadas y otras actividades. Y yo voy como ayudante, ahí trabajo por las tardes.

Trabajo ahí hace un año y medio. Conseguí este trabajo en el SEDUCA (Servicio Departamental de Educación). Justamente, estaba ahí tratando de conseguir trabajo y ese colegio necesitaba profesoras. Entonces acudí allí.

La formación para maestras, anteriormente, era tres años y medio como técnico superior; ahora ya es cinco años, a nivel licenciatura, pero yo estaba en esa modalidad de técnico superior.

He salido bachiller el año 2002. Me postulé al examen en la Normal. Aprobé e ingresé al siguiente año, directamente y para el 2003, ya estaba estudiando en la Normal.

Yo estudié en el área de matemática para secundaria. En ese entonces, se podía estudiar por separada para primaria superior y secundaria. Estudié tres años y medio, sin ningún aplazo, felizmente.

Los tres años estaban divididos en semestres. Ha sido difícil, porque en la Normal Simón Bolívar teníamos los mismos docentes que la universidad Mayor de San Andrés. La Normal estaba administrada por la UMSA y en el área de matemática exactamente.

Pedagogía, como es teoría se me hacía más sencillo, pero en matemática me costaba un poquito porque era más complejo.

Luego de dos años y medio de estudio, en el último semestre, hubo problemas. Hubo cambios en la Normal ya que la administración se estaba saliendo. Entonces, como casi todo el político hay partes que quieren estar en el poder.

En ese afán, movieron su gente y nosotros (los estudiantes) salíamos a marchar y al final, en la administración se quedó el Ministerio de Educación. A partir de ello, los docentes que fueron a la Normal ya eran profesores y profesoras. No sé cómo se hizo la designación, pero creo que no fue seria, porque el nivel bajo en ese semestre, el último que yo estuve. Hubo un cambio, no muy brusco pero se notó, en cuando a la calidad educativa y académica, especialmente. Me parece que como tenían que salvar la situación ingresaron como docentes, profesores que estaban enseñando en los colegios y tal vez no estaban en el nivel de preparación para un instituto superior.

En esa época, yo sólo estudiaba. Creo que por eso se me ha hecho, nomás, tranquilo; poder aprobar todas mis materias.

Luego de terminar la normal, busqué trabajo. Fue difícil encontrar porque había mucha gente que estaba postulando y saliendo de las normales, había mucha competencia, especialmente, para gente nueva. Me costó un año y medio, más o menos, conseguir un cargo.

Luego me fui a una provincia, aproximadamente, como cinco años. Trabajé en el distrito de Sica Sica, en un pueblo que se llama Villa Esteban Arze. Ahí estaba trabajando, enseñando matemáticas a secundaria.

Es obligatorio que los egresados de la Normal hagamos provincia. Aunque ahora con la nueva Ley Educativa nos indican que es maestro único, puesto que todos somos iguales y que no debe haber discriminación. Teóricamente se da la oportunidad que los egresados podamos empezar acá, nuestro trabajo, pero en la realidad nos exigen provincia.

Tenemos que estar por lo menos dos años. Si quieres te quedas más, pero mínimo tenemos que estar dos años.

Durante el tiempo que estuve en provincia, yo vivía allá durante la semana y venía a La Paz los fines de semana. Era difícil regresar desde allá, aunque el lugar es conocido, es un poco alejado. El viaje tardaba de dos horas y media a tres. Después, cuando se inició el arreglo de las carreteras, tardaba más en venir a La Paz, como tres horas y media.

Después de trabajar cinco años en Sica Sica, volví para conseguir trabajo aquí en La Paz. Podía quedarme más en ese pueblo, pero lo dejé porque quería estudiar. Me postulé a la universidad y aprobé.

Dejé mi trabajo, busqué y esperé como tres meses para conseguir otro trabajo. Pero antes, obtuve mi licenciatura en la Universidad Salesiana, en la carrera de Pedagogía, donde estudié dos años, solamente los fines de semana. Entonces, eso también me ayudó en el examen de competencias que presenté, posteriormente, al SEDUCA.

Estoy en segundo curso de la carrera de Contaduría Pública de la facultad de Ciencias Económicas. Pasamos  clases en el edificio Nava, en la avenida Montes, esquina calle Pando. Y a veces nos trasladan al monobloc central para dar exámenes.

Ahora estoy trabajando en el colegio San Javier de Fe y Alegría. Trabajo con los estudiantes que tienen problemas en matemáticas y con los alumnos que están más adelantados. Me está yendo bien, aunque a veces es difícil entender a la juventud, porque va cambiando y una se tiene que adaptar y buscar maneras de llegar a ellos. Debemos buscar  estrategias porque no todos son iguales.

Mi meta en la vida es mejorar en cuanto a mi educación. Esta rama (la Contaduría Pública) ya me interesaba cuando estaba estudiando en la Normal, sobre todo pensando en ampliar mi desempeño en el trabajo y abrirme más puertas para el campo laboral, porque hay mucha competencia.

Me gustaría llegar a ser docente de universidad o institutos superiores. Esa es mi visión.

Vivo con mi familia, especialmente con mi mamá y con mis hermanas. Mi papá falleció hace tres años. Con el fallecimiento de mi papá, prácticamente, soy el pilar de mi familia porque él era quien mantenía a mi familia. Mi mamá es ama de casa y cuando mi papá se fue, tuvimos una crisis económica, en algún sentido, porque ya no había ingresos. Tal vez por mi parte podía apoyar, pero no como mi papá lo hacía y tal vez por eso tuvimos problemas económicos.

Tengo cinco hermanas. Una es menor que yo, y los demás son mayores, y tres hermanos están casados. Las tres hermanas vivimos con mi mamá. Yo vivo en la zona 16 de Julio en El Alto. (AquíCom/MTBB/19/09/2014).

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 334

Visitas

24956499
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
1987
9935
11922
188836
24956499