cabecera aqui blog

Debemos discutir la libertad de acción y el “rol subversivo” de la investigación

AddThis Social Bookmark Button

En el camino al II Congreso de la UMSA*

La mayoría de docentes y de estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales el miércoles 9 —en un segundo intento—, resolvimos realizar asambleas docente-estudiantiles en las carreras y luego continuar el debate en otra Asamblea Docente Estudiantil, de nuestra unidad académica, sobre las propuestas que llevaríamos al II Congreso de UMSA.

Cuestiones previas

En la Asamblea se ha dicho que el II Congreso de la UMSA no debe realizarse mientras no se elija una Federación Universitaria Local (FUL) y varios centros de estudiantes que se encuentran acéfalos, como el de Sociales. Este es un asunto importante porque ambos estamentos deben estar representados en el II Congreso del que hablamos, como estaremos representados los docentes por intermedio de los miembros de la FEDSIDUMSA.

Asimismo, la delegación del Centro de Estudiantes de Ciencias de la Comunicación, en coincidencia con otros asambleístas, consideran que en la Asamblea de Delegados de la UMSA, ya convocada, ellos no tomarán decisiones mediante el voto ponderado. Esa posición que parece irreductible imprescindiblemente debe debatirse en este tiempo de organización del II Congreso y resolverse en esa reunión de manera insoslayable. Sin embargo, una sugerencia de esta autoridad académica —compartida por miembros de la comunidad universitaria de Ciencias Sociales— es que los acuerdos con vistas al congreso, los que se tomen en la Asamblea de Delegados y en las plenarias del Congreso sean por consenso el que, es bueno aclarar, no quiere decir unanimidad.

Voto ponderado

Si se aplica el Estatuto Orgánico de la UMSA en vigencia, respecto del voto ponderado, uno de los riesgos es que, o no se instale el II Congreso o se constituya congreso sin los delegados estudiantiles que rechazan aquella forma de voto (el ponderado) y proponen, en cambio, el voto universal.

En Ciencias Sociales existe una tendencia, integrada sobre todo por docentes, que sostiene que la despolitización y la desideologización de la población estudiantil dificultaría, para decir lo menos, el ejercicio del voto universal de parte de los más interesados en esa forma de voto. No obstante, ese planteamiento será uno de los más importantes que examine y defina el II Congreso de la UMSA.

Libertad de acción

Quizá el enriquecimiento y/o refuerzo de los principios de la universidad autónoma ayude a conducirnos mejor antes, durante y después del II Congreso de la UMSA.

Para la discusión, desde Ciencias Sociales, nos animamos a proponer que, el principio referido a la libertad de pensamiento y a la libre expresión, se debe complementar con la libertad de acción. Este último derecho ha sido ejercido tantas veces sobre todo por los estudiantes que es pertinente hacer un inventario que nos ayudaría a conocernos mejor a los miembros de la comunidad universitaria paceña.

La investigación científica en la UMSA y en Ciencias Sociales, en particular, es una actividad esencial. No obstante, ahora ONG con frecuencia investigan más que nuestra centro de estudios, a pesar de que la principal universidad pública paceña, durante un prolongado tiempo era la única que investigaba en ese ámbito porque, además, tiene una ventaja que no siempre se la utiliza adecuadamente: en una universidad pública no hay ni se debe consentir cancerberos de una de las actividades esenciales de toda universidad.

Hablamos, por supuesto de la investigación plena que reconoce o acopia el conocimiento aportado por otras investigaciones y que descubre y/o aporta con un nuevo conocimiento, lo que nos hace mucha falta en La Paz y en el país. Investigación científica que, como dijo un docente universitario, en los países latinoamericanos y caribeños, es altamente subversiva, en el sentido de transformadora o que ayuda a los verdaderos cambios.

Interacción entre iguales

La interacción debe asegurar que el diálogo y la colaboración entre los universitarios y los comunarios sea constante. Se trata de asegurar el servicio de la población universitaria al pueblo que costea los estudios y el trabajo de docentes y estudiantes. Actividad que se complementa, para ser interacción, con la convergencia de esfuerzos de los miembros de la comunidad en la interacción universidad-pueblo para que sea de veras interacción y para que sea plena.

La interacción que promueva la Facultad de Ciencias Sociales tiene que evitar la simple repetición y, en cambio, debe asegurar el ejercicio de nuevas formas para interactuar en condiciones de igualdad, aunque ésta sea el punto de llegada en un proceso que tiene que ser sostenido en el tiempo y en el espacio.

Deben ser integrales los profesionales que se formen en Ciencias Sociales, es decir, científicamente competentes de modo que, fuera de sus aulas, sirvan con eficiencia a la sociedad paceña y boliviana, investiguen para descubrir un nuevo conocimiento e interactúen como práctica edificadora. Requerimos profesionales en ciencias sociales que lean, reinterpreten o analicen la formación social boliviana para establecer qué es lo nuevo de ella y qué es lo que permanece. La reinterpretación de nuestra formación social es imprescindible y urgente si de veras postulamos y buscamos la segunda y definitiva independencia de Bolivia.

La U, “frente cultural”

Ciencias Sociales, como parte de la UMSA, asumirá una gigantesca labor, como la señalada, si somos capaces de convertirnos en un “frente cultural” de la revolución boliviana, para lo que se requiere una teoría que oriente su ruta, labor en la que los cientistas sociales debemos participar. Creemos, pues, que estudiantes, docentes y administrativos de la UMSA y de Ciencias Sociales, tenemos que asumir tareas en concordancia con los contingentes sociales avanzados y debemos hacerlo como una de las fuerzas motrices de la revolución boliviana, en alianza con explotados y oprimidos, y bajo la dirección de éstos.

Una de las esenias de nuestras casas de estudio es la universalidad, libertad de pensamiento y de expresión —a las que se debe añadir la libertad de acción— en Ciencias Sociales. También por eso, ahora, en aquéllas mayoritariamente se forman profesionales para el único mercado que existe: capitalista, dependiente y atrasado, lo que es inbsoslayable.

El proceso de cambios y la UMSA (incluida Ciencias Sociales) debe ser un tema de análisis imprescindible, aunque nos provoque encuentros y desencuentros, como los que ya enfrentamos.

Con certeza que existen otros problemas que también deben ser discutidos. Los sugeridos en esta nota esperamos sirvan como una saludable provocación para el debate.

La Paz, 10 de septiembre de 2015.

Lic. Esp. Gabriela Sotomayor

Decana de Ciencias Sociales, UMSA

*Publicado en el No. 26 del boletín Info-Sociales del Decanato de Ciencias Sociales de la UMSA

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

7882574
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
1096
5284
33162
124737
7882574