cabecera aqui blog

Bolivia: Borrachera de poder*

AddThis Social Bookmark Button

Bolivia: Borrachera de poder*

Carlos Decker-Molina

30 de octubre de 2020 – Hrs.06:23

Mientras la vida de Stalin pendía de un hilo, rodeaban al dictador, aparte de su hija Svetlana, Malenkov, Jrushchov, el temible Beria, Bulganin y Mólotov, este último había caído en desgracia meses antes y se salvó de la purga por la embolia del dictador.

Los historiadores más serios cuentan que cuando Stalin se espabilaba Beria le tomaba de la mano y le suplicaba que se recuperase. Cuando volvía a desvanecerse, Beria acercaba sus labios a la oreja del dictador para susurrarle insultos y desearle una muerte atroz.

Evo

Evo Morales no está agonizante, pero la actitud de Beria tiene similitudes con la de Arce. La ausencia de Morales pudo producir reacciones más sanas, por ejemplo, darse cuenta de que la victoria del 18 de octubre fue a pesar del líder. 

Todavía hay tiempo para sepultar el autoritarismo de Morales, pero … parece que la herencia no solo es ideológica sino maniquea.

El MAS-ARCE-CHOQUEHUANCA quiere olvidar muy rápido que el primer síntoma del cambio lo dio, como siempre, la ciudadanía boliviana en las urnas, al día siguiente (19/10) escribí:

Bolivia está partida en dos, pero sus partes grandes y chicas fueron a votar en plena segunda ola de la pandemia. El 87% de la población arriesgó contagios, lo que quiere decir que entre el miedo y la bronca está la democracia porque decidieron no matarse sino votar; el miedo y la bronca resolverán sus diferencias democráticamente.

Hasta ahí no creo haberme equivocado, pero el error de mi análisis quizá por mi afuerinidad es haber leído positivamente las declaraciones de Arce y Copa que hacían suponer un cambio en el quehacer político, en la práctica, en la administración de la victoria. 

Hacía suponer que irían a pasar del autoritarismo a la democracia, al fin y al cabo, fueron los votos que les dieron el triunfo inobjetable del 18-O, y éstas – las elecciones - son una de las herramientas de la democracia liberal. No tendrían que olvidar ese hecho vital para su propio triunfo.

Eva 

Eva Copa, no puede borrar la parte de la historia que le toca. Lo que pasó en las elecciones del 2019, espurias desde su origen hasta el vacío de poder surgido por la consigna de renunciar desde la presidencia del estado plurinacional hasta la de diputados. 

Adriana Salvatierra renunció a la presidencia de la cámara de senadores siguiendo la consigna, fue Eva Copa que, ante la emergencia, asumió el rol que le correspondía, de esa manera se convirtió en una de las operadoras de la temporalidad constitucional.

¿Eva Copa es, entonces, parte del golpismo del que habla el MAS? 

El vacío de poder dejado por el MAS-Morales en 2019, porque el fraude se visibilizó, fue tramitado constitucionalmente por Eva Copa que consensuó con la oposición para mantener la constitucionalidad.

Sin duda a ojos del MAS-Morales, Eva Copa es una golpista.

Quizá la prueba de “su golpismo” está en la ausencia de su nombre en las listas que el líder tenía en su libreta de Buenos Aires. 

Como Beria suplicaba por la recuperación del líder cuando éste abría los ojos, la Copa desde el parlamento, hace una movida para eliminar los dos tercios y mostrarse como la “mejor alumna” del MAS-Morales -autoritario que la eliminó de sus listas de candidatos.

Los resultados 

Hoy los triunfadores del MAS-Arce-Choquehuanca debieran preguntarse la razón por la que el MAS-Morales no rozó los números del cómputo del 18-O. La respuesta es que la mayoría de los ciudadanos bolivianos está en contra de la eternización de ningún líder en el poder. Si los votantes volvieron a emitir su sufragio por el MAS es porque el candidato no es la figura repetitiva desde el 2004. Además de otros factores como el desastroso gobierno de transición.

Así como Beria acariciaba la mano de Stalin cuando éste abría sus ojos agonizantes, el MAS-Arce-Choquehuanca acaricia la mano del líder repitiendo la consigna de golpe y  para congraciarse con el jefazo, se regalan la eliminación de los dos tercios para decirle “no ha pasado, seguimos siendo los mismos”. 

Los 2/3

Para sacarse la etiqueta de golpista Eva Copa en la última sesión del Senado, permite, gracias a  los dos tercios del MAS, modificar el reglamento de debates de esta instancia legislativa y dejaron sin efecto la aprobación por dos tercios de 12 tipos de decisiones, acomodando este concepto a mayoría absoluta. Este partido también impulsa una reforma similar en el reglamento de la Cámara de Diputados.

La mayoría del MAS en la Cámara de Senadores aprobó la resolución camaral que en su artículo único señala: “Se modifican los artículos 12, 53, 81, 94, 107, 109, 111, 167, 168, 169 y Disposición final segunda del Reglamento General de la Cámara de Senadores, debiendo reemplazarse ‘dos tercios’ por ‘mayoría absoluta’”.

El MAS, al no obtener los dos tercios en las elecciones del 18 de octubre, recurre a su brazo operativo del Legislativo para cambiar las reglas e imponer en la Asamblea sus decisiones, como hacía, hasta ahora, con sus dos tercios.

La oposición ha protestado y el líder de CC Carlos Mesa amenazó con la inasistencia de su bancada de legisladores a la posesión del nuevo gobierno.

José Miguel Vivanco, director para América Latina de Human Rights Watch, calificó a la modificación de los reglamentos como un “mal precedente”.  

Arce vuelve a coger la mano del líder y dice a los bolivianos que son “modificaciones administrativas”.

Sin duda Morales no está agonizante políticamente como me imaginé hace un par de semanas. Volvió Stalin a gobernar desde la sombra. ¡Qué gran pena!

The Economist que tiene un tono esperanzador en su análisis sobre Bolivia parecido a los análisis afuerinos como el mío, tendrá que modificar su tesitura.

Uno olvida la historia, así como peronismo marcó a fuego el modo de hacer política en Argentina, el movimientismo boliviano, corporativista y prebendal sigue vigente.

Finalmente, una referencia cínica de un colega: “Trump ganará las elecciones en los EE. UU. lo que significa que el desmoronamiento del imperio será un hecho irreversible. En tu país pasará lo mismo con el MAS post pandemia, Arce no podrá cumplir con su política económica y producirá el desmoronamiento de su partido”. 

Y, ¿la gente? pregunto. 

El cínico responde: “Los electores de Trump y los del MAS se joderán, son esas capas menos protegidas y anti-élites, morderán el polvo de la crisis, se empobrecerán más y rogarán en todas las iglesias la muerte del Stalin resucitado”

Tomado del Facebook de Carlos Decker-Molina

https://www.facebook.com/carlos.deckermolina/posts/10158539860330837

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 296

Visitas

15312352
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
1365
8839
50143
169427
15312352