cabecera aqui blog

Los santos niños inocentes

AddThis Social Bookmark Button

opinión

Manuel Gonzales Callaú

Históricamente hubo y seguirá habiendo gobernantes que por celos o por temor a ser derrocados, liquidarán a sus potenciales oponentes, aunque en el último tiempo haya poquísimos casos de que liquiden a su propia descendencia

El infanticidio en algunas especies del reino animal es vital para que los líderes de la manada conserven el dominio sobre el grupo; por ejemplo, cuando un león vence a otros machos y se convierte en el rey, los cachorros de los vencidos son victimados por el nuevo líder, al mismo tiempo de que los vencidos abandonan de la manada.

Entre los humanos también se dio este fenómeno en algunas culturas; por ejemplo, los sultanes de los otomanos, hasta el siglo XVII no dudaban en deshacerse de sus parientes ¾hermanos y hasta hijos¾ a fin que nadie pueda disputarles el trono, garantizando de ese modo su dominio absoluto.

En los relatos bíblicos también aparece el infanticidio. En el Antiguo Testamento el faraón mandó matar a los primogénitos varones de los judíos, salvándose milagrosamente Moisés de esa sentencia; pero también en el Nuevo Testamento se atribuye al rey judío Herodes la decisión de deshacerse de los niños menores a dos años ya que temía que se cumpliera lo dicho por los magos del oriente, quienes habían designado a Jesús, el recién nacido, como rey de los judíos.

Y aunque no está comprobada históricamente la sangrienta decisión de Herodes, el tiempo y las tradiciones dieron origen a la celebración de los Santos Niños Inocentes, en alusión a las criaturas supuestamente asesinadas por monarca judío.

Históricamente hubo y seguirá habiendo gobernantes que por celos o por temor a ser derrocados, liquidarán a sus potenciales oponentes, aunque en el último tiempo haya poquísimos casos de que liquiden a su propia descendencia.

Pero, ¿a qué viene este relato en tiempos de cambios, de prórrogas de mandato, de desconocimiento al voto de los ciudadanos, dizque para demostrar que se vive en democracia?

El Presidente boliviano dice que los resultados del Referéndum[1] del 21 de febrero de 2016 que dijo NO al intento de reformar la Constitución Política del Estado se debió a una mentira.

El Presidente dice que la mentira fue la “aparición” de un hijo que habría tenido con la señora Gabriela Geraldine Zapata Montaño. Pero, ¿quién dijo “no tengo nada que mentir ante el pueblo boliviano”?: Juan Evo Morales Ayma. ¿Quién dijo que tuvo un bebé con Gabriela Zapata?: Juan Evo Morales Ayma. ¿Quién reconoció al niño en una Oficialía de Registro Civil?: Juan Evo Morales Ayma. ¿Quién dijo que quería recogérselo al niño?: Juan Evo Morales Ayma. ¿Quién dijo que el niño lamentablemente murió?: Juan Evo Morales Ayma.

¿Es posible que el hombre más poderoso de Bolivia, Juan Evo Morales Ayma, se deje engañar por una muchacha?: NO. ¿Es posible que el hombre más poderoso de Bolivia, Juan Evo Morales Ayma, reconozca a un hijo “inexistente”?: NO. ¿Es posible que el hombre más poderoso de Bolivia, Juan Evo Morales Ayma, haga registrar a un hijo “inexistente” en el Servicio General de Identificación Personal (SEGIP) y obtenga un Certificado de Nacimiento?: NO

¿Quién dijo que todo era mentira?: Juan Evo Morales Ayma. Entonces surgen otras preguntas. ¿Qué intenciones tenían Juan Evo Morales Ayma y Gabriela Geraldine Zapata Montaño para inscribir legalmente a una persona que no existe y luego refrendarlo en el SEGIP?

Y después de tantos dime y diretes ¿es legal hacer desaparecer todos los papeles legalmente existentes y hacer desaparecer a un hijo?: Parece que sí.

Lo cierto es que como los leones, como los faraones, como Herodes, como los sultanes otomanos u otros poderosos, Juan Evo Morales Ayma actuó como lo hace un líder absoluto de sus dominios: hacer desaparecer a quién puede hacerle sombra. Y también es cierto que el niño, Ernesto Fidel Morales Zapata, reconocido y registrado en el SEGIP pasó a ser parte de los Santos Niños Inocentes sacrificados por el Poder.

 


[1]La pregunta del Referéndum del 21F decía: “¿Usted está de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la presidenta o presidente y la vicepresidenta o vicepresidente del Estado puedan ser reelectas o reelectos por dos veces de manera continua?"

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

11695009
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
801
4234
22793
112773
11695009