cabecera aqui blog

Los aymaras se están rebelando

AddThis Social Bookmark Button

Mamani dice que el “factor” aymara será determinante en el resultado de las elecciones 2014, ya sea en favor de Evo-Álvaro o en su contra.

Pablo Mamani (sociólogo)

En el núcleo de   intelectuales aymaras  se denuncia que el Gobierno de Evo-García ha traicionado la lucha aymara y la lucha anticolonial.

Desde hace aproximadamente dos años, pero fundamentalmente en los últimos cinco meses, recorre una indignación no visible en una parte del mundo aymara, particularmente en los Andes. ¿Por qué? La misma se debe a varios hechos, pero por ahora sólo será importante hacer notar dos factores.  Uno es de  carácter coyuntural y el otro, de carácter estructural. En lo estructural, la gente sostiene que asistimos al retorno de la vieja violencia estatal junto a una nueva dominación "plurinacional” de contenido criollo-mestizo. En lo coyuntural, la gente sostiene que el Estado y el Gobierno se están volviendo violentos e intolerantes, con la diferencia interna que es característico en el mundo aymara.  Y la intelectualidad aymara, excluida de los espacios del poder, es el espacio donde se expresa este hecho de manera más abierta. 

Hay un contexto en el que los grupos de poder hablan desmesuradamente a nombre de los aymaras para, sin embargo, hacer políticas a favor de los poderosos, ayer combatidos. Uno de esos ejemplos es la política macroeconómica que favorece abiertamente a los viejos grupos y a las transnacionales petroleros y mineras. Ganan éstos ahora mejor que en los tiempos de "Goni” y la era neoliberal.

Otro hecho que provoca molestia es el uso del apelativo "hermano”, que ministros y viceministros utilizan en conferencias o reuniones, particularmente con los aymaras. Esto enoja mucho. En una oportunidad alguien que asistió a una conferencia dijo: "Me he aguantado, ¡acaso yo soy hijo de Pizarro para que me diga hermano!”.

Esta indignación recorre el territorio aymara por varias vías y desde diferentes ángulos de análisis del país. Uno de ello es el núcleo de  intelectuales aymaras, en el que se denuncia que el Gobierno de Evo-García ha traicionado la lucha aymara y la lucha anti-colonial.

Otro grupo de importancia es la nueva generación de jóvenes que vuelven a hablar de la liberación de la nación aymara y de los pueblos oprimidos por el Estado boliviano. Aquí, el factor que provoca esa reacción es la inusitada violencia estatal en contra de las organizaciones indígenas originarias, como es el Conamaq y los ayllus.

 Otro sector que es parte de esta rebelión son los dirigentes y exmallkus y mamas del movimiento de los ayllus y los sindicatos. Aquí existe una especie de razón ardiente frente al acrecentamiento del poder de los viejos grupos. Efectivamente, éstos se han reacomodado en el poder y desde ella reproducen sus intereses y el devenir de sus genealogías familiares.

Otro grupo que mueve los hilos de la insubordinación son los que han sufrido expulsión o que han renunciado a varios cargos frente al reacomodamiento de los grupos de poder. En esto, a unos les han tendido trampas, otros han abandonado ese espacio porque es insostenible el grado de contradicción de los operadores de la estrategia del nuevo régimen. Aunque otros se mantienen en ella en anonimato, con la esperanza de que puedan volver los tiempos de la lucha anticolonial.

Y a nivel  de las comunidades y los barrios existen otros tantos hechos. Uno de ellos es la silbatina que el Presidente recibió en Turco (Oruro) frente a la cual  abandonó el lugar, provocando más enojo.  En el último tiempo en las comunidades y pueblos en los Andes, el presidente Morales ya no tiene las mismas multitudes que solía tener hace siete años. Un hecho innegable.

Otro lugar es la del Conamaq y varios suyus, donde se ha despertado un enojo que marca otra dinámica; aunque varias de estas autoridades apoyan al presidente Morales. Otro lugar que marca esta dinámica es Jesús de Machaca, donde la visita de Morales el pasado mes ha provocado graves friccionamientos entre los ayllus de esta región. Y ¿en los espacios urbanos aymaras? En la ciudad de El Alto hay un quiebre del apoyo a Evo Morales, aunque muchos sectores mantienen aún su apoyo. Aquí la gestión del alcalde Édgar Patana, del MAS, es calificada de pésima porque efectivamente no ha tenido una adecuada función gubernamental;  no ha tenido suficiente autoridad para reordenar, por ejemplo, el transporte público, ni tiene capacidad de promover grandes obras que necesita esta ciudad. Aquí tiene más peso el gobierno corporativo que el poder del alcalde.  

En provincias como Omasuyus si bien la dirigencia es leal al presidente Morales, a nivel de las comunidades hay un resquebrajamiento evidente porque no todos gozan  de los beneficios que llegan a la provincia. Este hecho provoca airadas protestas, aunque no son efectivamente contundentes. También a nivel de las dirigencias de la CSUTCB se observa fricciones, como es el caso de Pando. Y a nivel más interno de estas organizaciones, existe un conflicto latente, particularmente en cuanto a las nominaciones como candidatos para las próximas elecciones. Igual situación se observa en otras organizaciones que son parte del Gobierno del MAS.

A esto se suma una ola de voces que sostienen que los aymaras hoy no gobiernan en absoluto, sino son usados por otros grupos, incluso por los cocaleros del Chapare. En efecto, hoy los cocaleros son los que tienen mejores posiciones que los aymaras del altiplano o los cocaleros de los Yungas de La Paz. Éste es un conflicto latente que podría fácilmente estallar en un tiempo no muy lejano.

Finalmente, hay que  decir que en las anteriores elecciones el "factor” aymara ha sido determinante y en las próximas al parecer también será un factor determinante, ya sea a favor de Evo-Álvaro o en su contra.

Ahí la rebelión aymara al parecer es un hecho que se mueve en distintos niveles. Unos lo hacen de modo abierto y en otros subterráneamente. Lo cual nos dice que en las próximas elecciones Evo-Álvaro no tendrán el 63% de votación ni mucho menos los 73% que ha adelantado  el presidente Morales.

http://www.paginasiete.bo/ideas/2014/3/2/aymaras-estan-rebelando-15104.html

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí Nº 271

Visitas

11866612
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
5455
6088
11543
122633
11866612