cabecera aqui blog

Concurrido entierro de PapoNOevo

AddThis Social Bookmark Button

 Aquicito - Alasita 2016

Se terminaron los Carnavales que se prolongaron hasta el 21 de febrero, concluyó con el entierro del Pepino o PapoNOevo, como también lo conocen, allí se pudo ver a varios personajes de la farándula politiquera.

Entre los bailarines estaba el “kallawaya” Chequehuanca que se lo veía tristón, pero saltaba y saltaba, se cubría con su paraguas de los tomatazos que recibía de sus desilusionados pachamamones; entre los diablos se pudo ver a Malvarito, sin ningún disfraz,  porque no le hace falta, rodeado de sus comparseros que encarnaban a los siete pecados capitalistas de los que es digno representante; la lechera Demencia Achaquibo lucía muchos billetes bien pegados a su fina manta sin Fondo, quien danzaba con má$ de 20 polleras, seguida de 100 wacawacas fantasmas; entre los caporales estaban muy alegres los milicos jerarcas, los de-generación NOevo, los capos del CONALCAM, los raybanizados $atucos y otros súper llunk’us y especímenes vestidos de camaleones de todos los coclores: desde luego todos dando taconazos con sus botas bien lustradas; también se vio, pero sin entusiasmo, a rebaños de llamas, ovejas y recuas de burros guiados por el arriero y principal llamero, Alfre Gadorrada, dizque los arriaba a la última concentración del PapoNOevo para aplaudir sus payasadas; también estaban en el entierro una montonera de barrilitos morenos que seguían alegres y olfateando la billetera del rechoncho Achachi Rey Moreno Sumo Eldaría Sinmedida, quien saboreaba una tremenda hamburguesa; asimismo estaba entre los bailarines el AsTuto Quiro Ganancia encabezando una mini comparsa de cartas de naipes para leer su suerte; en el último lugar de esta salida del Carnaval estaba la comparsa encabezada por Juan Mamón Quinciño, vestido de Capi-huara, dirigiendo 30 camiones adornados con finos awayos, platería, piezas de oro, electrodomésticos y otros bienes suntuarios (como en las prestes, pero al revés), vehículos que misteriosamente desaparecieron en el trayecto.

Como sucede al final de todo Carnaval, sobre todo de éste que duró más de 10 años, los enMa$carados lloraban a raudales, quienes añoraban los buenos tiempos cuando derrochaban todo lo que encontraban, desde plata hasta risas; sin embargo, el único que siguió riendo a carcajadas era el PapoNOevo que no dejó de morir de risa de todo lo que le decían a lo largo de ese tiempo.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 334

Visitas

24589039
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
3062
4192
3062
175107
24589039