cabecera aqui blog

Terratenientes golpean al Paraguay

AddThis Social Bookmark Button

Por Ricardo Ballón
Sorprende al mundo el golpe de Estado "constitucional" al presidente electo del Paraguay, Fernando Lugo, visto como el obispo de los pobres, y electo el 2008 a través de las urnas. Su triunfo democrático abría la posibilidad de poner fin a más de sesenta años de una corrupción enquistada en el Estado y sus fuerzas armadas, daba esperanzas a esa gran mayoría desposeída del Paraguay.
El aparente triunfo de la izquierda, fue sólo eso, una apariencia; los terratenientes, dueños de casi todo en el Paraguay, tenían controlado el gobierno a través del Vicepresidente, Federico Franco, y la coalición de partidos con los que había llegado a la presidencia Fernando Lugo.
Fernando Lugo nunca pudo gobernar el Paraguay. Atacaron primero su imagen de "el obispo de los pobres" con escándalos de paternidad del ex sacerdote, atizados en forma sistemática por los medios de comunicación de propiedad de la clase rica; hicieron una campaña sostenida estigmatizándolo con pertenecer al "eje del mal" conformado por los gobiernos populistas del continente. A esto se sumó la enfermedad del cáncer que lo aqueja.
El miedo a una reforma agraria que redistribuya la tierra y afecte las propiedades de los empresarios privados y los terratenientes, hizo que estos se apresuren en derrocar al presidente paraguayo, y en escasos días pongan al mando del gobierno al Vicepresidente Federico Franco.
La violenta represión policial a las familias campesinas que ocupaban tierras de un senador y terrateniente del Partido Colorado, terminó con un saldo de 17 muertos, fue el detonante para la caída del presidente. Se sindicó a Lugo de simpatizar con estos campesinos y azuzarlos en este tipo de acciones, se lo culpó de incapaz y de no cumplir con su mandato de forma eficiente.
El Partido Liberal del Vicepresidente exigió de inmediato la salida "constitucional" del presidente, a esto se sumó el Partido Colorado y toda la oligarquía paraguaya, quienes en diez meses aproximadamente disputaran las elecciones presidenciales del país hoy golpeado por su Congreso.
¿Reconocerán este hecho antidemocrático los gobiernos democráticos de América? ¿Todo volverá a su "normalidad" como en Honduras? Lo cierto es que en el Paraguay, el obispo de los pobres no pudo hacer el milagro de la tierra prometida.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 332

Visitas

23424998
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
4584
4799
21124
183378
23424998