cabecera aqui blog

Ante el Senado de la república hermana de México

AddThis Social Bookmark Button

Ñuñoa, 5 de Noviembre de 2011

Señoras y señores Senadores de la República de México

Presentes.-

De nuestra consideración,

Hemos tomado conocimiento a través de los medios de prensa, que la Comisión de Desarrollo Municipal del Senado de la República de México, conjuntamente con el Parlamento Latinoamericano y la Federación Latinoamericana de Ciudades, entre otros, han invitado al Sr. Pedro Sabat Pietracaprina, alcalde de la comuna de Ñuñoa de Santiago de Chile, a participar en la “Conferencia Internacional sobre Gobernanza, Libertad y Democracia Local: Ruta crítica para el desarrollo”, los días 9, 10 y 11 de noviembre del presente, ocasión en que dicho alcalde impartirá una de las tres conferencias magistrales, que según expresa el Senador Ramón Galindo Noriega, tratarán de contribuir en la generación de instrumentos efectivos para la gobernanza de sus autoridades y la participación de la ciudadanía en la definición de políticas públicas y toma de decisiones.

Es en éste contexto que la Asamblea Ciudadana de Ñuñoa, en conjunto con diversas organizaciones sociales de la comuna, consideramos altamente reprobable que el alcalde Sabat represente ante las comunidades locales de las naciones latinoamericanas, los valores de gobernanza, libertad y democracia local, puesto que justamente su actuación como alcalde de Ñuñoa, ha estado profundamente reñida con el ejercicio de dichas prácticas.

Genuino heredero del pinochetismo, Sabat accede al cargo de alcalde tras su designación por el propio dictador en el año 1987, periodo en que se encarga de dejar los amarres necesarios para limitar el ejercicio democrático en la normativa municipal, a la par de liberalizar la reglamentación urbana y la planificación comunal, lo que más tarde desataría la devastación de los barrios tradicionales de la comuna en manos de los especuladores inmobiliarios, entre otras nefastas consecuencias.

En 1992, Sabat presenta su candidatura a la alcaldía de Ñuñoa, sólo logrando ser elegido concejal. Desde ese cargo urde una estrategia para acceder al sillón edilicio, con la obsecuencia de funcionarios que se mantienen en el municipio desde los años de dictadura, implementando una política centrada en el asistencialismo hacia los sectores más humildes de la población de Ñuñoa, y la cooptación de las organizaciones vecinales, para asegurar así su reelección desde el año 1996 en adelante, utilizando para ello las arcas municipales para financiar sus campañas electorales, asuntos que han sido denunciados públicamente, y objeto de investigación por la justicia penal.

La gestión del alcalde Sabat ha estado marcada por un sello autoritario y antidemocrático, utilizando métodos persecutorios y represivos en contra de dirigentes vecinales, ciudadanos, sindicales, y de las propias autoridades del Consejo Municipal, las cuales han sido en diversas ocasiones, amedrentadas, al extremo de ser amenazadas de muerte por funcionarios leales al alcalde, debiendo recurrir de protección ante la justicia para proteger su integridad física y moral.

El Sr. Sabat prescinde de los necesarios canales de diálogo con la ciudadanía, por ello las decisiones fundamentales respecto a la planificación urbana, social o de conservación de sitios patrimoniales de la comuna, no ha contado con la opinión de los vecinos, es más, el alcalde considera a los dirigentes sociales como sus enemigos públicos.

Y cuando el pueblo de Chile lucha por el derecho a una educación pública, gratuita y de calidad, y por que la democracia se transforme en una práctica real, hoy son los niños y jóvenes de Ñuñoa sus más recientes víctimas.

Los colegios han sido sitiados por fuerzas policiales y matones a sueldo contratados por el municipio, y los estudiantes maltratados, golpeados, vejados sexualmente y encarcelados arbitrariamente, por orden del propio alcalde, engrosando así la triste lista de denuncias por violación a los derechos humanos, presentada recientemente por el Movimiento Estudiantil Chileno ante la Organización de Naciones Unidas, ONU, en que se denuncia que en el Chile de hoy no se resguardan dichos derechos.

De esta forma, no sólo queda demostrado que el Sr. Sabat no posee las condiciones ni las capacidades para ejercer el cargo de alcalde, sino que además incurre sistemáticamente en actuaciones que trasgreden gravemente los principios más elementales de la ética y el sentido del derecho.

Por estas razones, la Asamblea Ciudadana de Ñuñoa, en conjunto con diversas organizaciones sociales de la comuna, hacemos extensiva nuestra más enérgica protesta ante el Senado Mexicano, sintiéndonos agraviadas y ofendidas por otorgar ésta, tal relevancia a la figura de quien ha hecho uso y abuso de su poder, en contra de la propia comunidad que debiera representar, y que por medio de esta carta, condenamos públicamente.

ASAMBLEA CIUDADANA DE ÑUÑOA

Casa de la Memoria

José Domingo Cañas 1367, Ñuñoa, Santiago de Chile

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 332

Visitas

23467397
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
5890
10650
63523
16540
23467397