cabecera aqui blog

“El carácter continental de la lucha” revolucionaria de acuerdo al Che

AddThis Social Bookmark Button

En su trabajo teórico y político: "Táctica y estrategia de la Revolución Latinoamericana", el Che refiere "El carácter continental de la lucha". Y a renglón seguido dice: "¿Podría concebirse esta nueva etapa de la emancipación de América como el cotejo de dos fuerzas locales luchando por el poder en un territorio dado? Evidentemente no, la lucha será a muerte entre todas las fuerzas populares y todas las fuerzas represivas".

 

Para él los imperialistas intervendrán en aquella lucha, en contra de los revolucionarios, con todas sus fuerzas. Además:

—castigarán a las fuerzas populares con todas las armas de destrucción a su alcance

—no dejarán consolidarse al poder revolucionario y,

—si alguno llegara a hacerlo, volverán a atacar, no lo reconocerán, tratarán de dividir las fuerzas revolucionarias, introducirán saboteadores de todo tipo, intentarán ahogar económicamente al nuevo Estado, aniquilarlo, en una palabra.

"(...) consideramos difícil que la victoria se logre en un país aislado", también así explica el carácter continental de la lucha, de acuerdo a su ideario sobre el tema que comentamos y frente al comportamiento del imperio cuando se cumplían casi tres años del triunfo de la Revolución cubana (Oct.-Nov. de 1962).

El Che, en aquel momento en el que escribe su ensayo "Táctica y estrategia..." advertía que la guerrilla debía ser la forma de lucha fundamental a desencadenarse en casi todos los países latinoamericanos y caribeños por la segunda y definitiva independencia. Para esas guerrillas liberadoras, según él, debía organizarse un ejército del pueblo, en el que la participación campesina sería mayoritarioa; habla incluso de un ejército campesino.

En otro de los trabajos teóricos y políticos de su autoría: "Cuba: ¿excepción histórica o vanguardia en la lucha anticolonialista", que se publica en este número de Voz (72), el Che hace un recuento de las particularidades de la gesta cubana (el liderazgo excepcional de Fidel Castro, la "desorientación" del imperialismo respecto de la estrategia de la guerrilla, la actitud favorable de la mayoría de la burguesía hacia la lucha revolucionaria), pero agrega que ese movimiento "heterodoxo" siguió "(...) las líneas generales de todos los grandes acontecimientos históricos del siglo, caracterizados por las luchas anticoloniales y el tránsito al socialismo". Apunta, asimismo, que el ejército para la liberación, de campesinos por su composición, se "proletariza" antes del triunfo.

Y añade que en 1962 del siglo XX "Faltan en América condiciones subjetivas de las cuales la más importante es la conciencia de la posibilidad de la victoria por la vía violenta frente a los poderes imperiales y sus aliados internos. Esas condiciones se crean mediante la lucha armada que va haciendo más clara la necesidad del cambio (y permite preverlo) y de la derrota del ejército por las fuerzas populares y su posterior aniquilamiento (como condiciones imprescindibles a toda revolución verdadera)". (En: Cuba: ¿excepción...)

La unidad del pueblo, de todos los explotados y oprimidos, es una propuesta guevarista; en verdad un componente insoslayable de todo proceso liberador en la América nuestra; enseñanza recogida por el Che, especialmente, de la Sierra Maestra y, en particular, de Fidel.

No es posible decir cuándo la lucha conseguirá alcances continentales y cuánto tiempo durará pero "podemos predecir su advenimiento porque es hija de circunstancias históricas, económicas, políticas, y su rumbo no se puede torcer", añade el Comandante de América, en "Táctica y estrategia..."

El jefe guerrillero y teórico de la revolución continental deja constancia de las limitaciones de la lucha legal, que emprendieron nuestros pueblos en aquel tiempo, en los siguientes términos:

"Frente a esta táctica y estrategia continentales —cuyos fragmentos reproducimos en esta nota—, se lanzan fórmulas limitadas; luchas electorales de menor cuantía, algún avance electoral, por aquí; dos diputados, un senador, cuatro alcandías; una gran manifestación popular que es disuelta a tiros; una elección que se pierde por menos votos que la anterior; una huelga que se gana, diez que se pierden; un paso que se avanza, diez que se retroceden; una victoria sectorial por aquí, diez derrotas por allá. Y, en el momento preciso, se cambian las reglas del juego y hay que volver a empezar".

"La toma del poder" es el objetivo estratégico por el que las fuerzas revolucionarios luchan en todo el mundo por lo que aquella estrategia es compartida internacionalmente, destaca.

A pesar de que el Comandante guerrillero apuesta por la lucha armada, como la forma fundamental y únicamente victoriosa, sostiene que "Es lógico que todas las fuerzas progresistas no tengan que iniciar el camino de la revolución armada, sino utilizar hasta el último minuto la posibilidad de la lucha legal dentro de las condiciones burguesas".

Aquellos fragmentos del pensamiento del Che han sido reproducidos en este editorial porque consideramos que la difusión de esas ideas es el mejor homenaje al Comandante de América, además de los que se le rinde merecidamente en ocasión de su natalicio (Rosario, Argentina, 14 de junio de 1928).

Ideas que en mucho están vigentes y, por tanto, son aplicables, aunque no perdemos de vista que aquéllas generan debate, sobre todo porque en estos últimos 50 años nuestra América ha cambiado, así como son varios los gobiernos, democráticos y populares, que han sido constituidos mediante elecciones.

Sin embargo, a los que consideren que aquellas ideas guevaristas son inaplicables, nosotros les respondemos que, si las conocemos, nos ayudarían a leer mejor la realidad de Latinoamérica y el Caribe contemporáneos, para que nuestros pueblos definan una táctica y una estrategia adecuadas para la segunda y definitiva independencia que nos toca protagonizar.

(Editorial de Voz del 20 de junio de 2011).

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

15449467
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
9345
12675
9345
143486
15449467