cabecera aqui blog

¿Por qué y para qué quiere reproducir su poder Evo Morales?

AddThis Social Bookmark Button

editorial

/Juan Evo Morales Ayna, con frecuencia responsabiliza al capitalismo de los graves e irresueltos problemas que afectan a la humanidad. Sin embargo, en nuestro caso ese diagnóstico, que se lo puede compartir, sirve poco o nada porque en este tiempo que se lo considera de cambios, ninguna medida tomada por el régimen de más de 12 años alteró materialmente el modo de producir capitalista, dependiente y atrasado. Al revés, en algunos rubros, como el capitalismo en eo agro cruceño, aquel sistema se refuerza con la ayuda a dos manos, sobre todo de los dos principales gobernantes/.

A diez meses de las Elecciones de octubre de 2019, Juan Evo Morales Ayma (JEMA) y su yunta parece que a lo sumo ofrecerán, y ya lo hacen, más reformas burguesas, nada de revolución democrática y cultural, y menos aún el socialismo del que los gobernantes ya ni hablan; agregamos que esas reformas nos resultan demasiado caras a los bolivianos.

Esas reformas en materia política están lejos de asegurar la participación de los movimientos sociales en el quehacer político: a la inversa, se advierte que en innumerables casos ni siquiera son consultados, por ejemplo, dirigentes sindicales.

Con frecuencia, los intereses materiales de esos movimientos sociales no son atendidos porque para JEMA son más importantes los intereses de los medianos propietarios (cocaleros del Chapare, cooperativistas-empresarios mineros, colonizadores); asimismo, de los empresarios grandes: criollos y transnacionales.

En nuestro país no hay el desarrollo social (los avances) que se proclaman: la desigualdad en este momento es patente por el doble aguinaldo porque aquél beneficia a menos de la tercera parte de la población, mientras el 70 por ciento no recibe ese beneficio. Los cocaleros del Chapare, a pesar de que “voluntariamente” erradican plantaciones de coca, producen la hoja verde para la elaboración de cocaína, actividad tanto o más rentable que antes. Los cooperativistas-empresarios mineros, además de que aumentan, son más de 130.000, hace días han sido autorizados para extraer minerales de reservas fiscales. Los colonizadores agrandan sus empresas ganaderas en Beni, acrecientan sus campos de cultivos en San Julián y Cuatro Cañadas, así como en Yapacaní dominan la economía de la región.

La llamada revolución cultural es presentada, especialmente, por la inclusión de los indígenas en la política, la economía y la sociedad boliviana, la que en mucho es formal y no real, y los incluidos son ante todo una fuerza electoral que fue invencible, pero que es dudoso que lo sea el próximo año.

Los empresarios grandes, sobre todo en Santa Cruz, facilitan la transnacionalización de la economía, y ayudados por el gobierno y por el Estado ganan. A las empresas transnacionales les va bien o muy bien, como confesó el Gerente General de la japonesa Sumitomo, dueña de la Empresa Minera San Cristóbal cuando dijo que Bolivia para su empresa era ganar, ganar y ganar.

A propósito de la minería, es imprescindible anotar que lo que está asegurada es la acelerada privatización y transnacionalización de ese rubro tradicional de la economía boliviana. A esa realidad se asocia la explotación irracional de oro en Santa Cruz, irracionalidad que se nota especialmente en la extracción del metal amarillo en San Ignacio de Velasco, lugar en el que acabarían los reservorios de agua (lagunas). Sobre estas operaciones basta señalar que en esa región extrae oro la Cooperativa Poopó, la misma que ayudó a degradar y secar el lago orureño del mismo nombre.

Sobre la tenencia de la tierra y la renta petrolera, en este espacio, publicaremos comentarios específicos.

Recordemos que durante un tiempo, el presidente Morales, decía que necesitaba socios y no patrones: ahora tiene socios y aliados entre los empresarios, en particular, entre los miembros de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO).

Los pocos aciertos en materia económica del régimen actual serán analizados.

Esta es una necesidad para entender mejor un convencimiento al que de nuevo nos referimos por su importancia: JEMA, con frecuencia responsabiliza al capitalismo de los graves e irresueltos problemas que afectan a la humanidad. Sin embargo, en nuestro caso ese diagnóstico, que se lo puede compartir, sirve poco o nada porque en este tiempo que se lo considera de cambios, ninguna medida tomada por el régimen de más de 12 años alteró materialmente el modo de producir capitalista, dependiente y atrasado. Al revés, en algunos rubros, como el capitalismo en el agro cruceño, aquel sistema se refuerza con la ayuda a dos manos, sobre todo de los dos principales gobernantes.

Los empresarios que se aferran a las dos puntas del ovillo, esperan ganar con cualquiera de los candidatos que triunfe en las elecciones del año que ya empieza.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

11695087
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
879
4234
22871
112851
11695087