cabecera aqui blog

Morales “quiere enfrentar” a la gente para seguir en el poder (VI)

AddThis Social Bookmark Button

Evo Morales quiere “enfrentar a la gente del pueblo” con lo que tratará de quedarse en el gobierno después de 2019, dicen voceros con distintas ideas y de diversas tendencias políticas, especialmente, algunos que fueron funcionarios del Jefazo.

Corrían los primeros meses del gobierno de Juan Evo Morales Ayma (JEMA), es decir, era el tiempo en el que aquél mantenía mucho mayor apoyo de la gente del pueblo que ahora, cuyo caudal electoral suyo que se creía “invencible”, no había sido tal.

En una entrevista con dirigentes políticos de otros países, amigos suyos, el presidente boliviano dijo que iba a seguir por el camino constitucional y democrático hasta donde sea posible. Pero que no quería quedar como un símbolo al estilo de Mandela y que cuando se cierre ese el camino, él dirigiría una revolución. Uno de los asistentes a ese encuentro le preguntó a Morales si aquí y en ese momento se contaba con las condiciones objetivas y subjetivas necesarias para que triunfe esa revolución: el interpelado ensayó una respuesta, según se supo, poco o nada convincente.

En otra nota, parecida a ésta, señalamos que cuando el vicepresidente García Linera se reunía con miembros de la Asamblea Constituyente (incluidos asesores), les pedía a los que trataba como subordinados políticos suyos: tienen que aprobar una Constitución Política que “dure toda la vida”. Otros voceros gubernamentales, cuando les llegaba el turno, pedían lo mismo a los constituyentes.

El presidente Morales más de una vez anotó, a los cuatro costados del Palacio de Gobierno, que allí, ellos se van a quedar 50 y/o 500 años, y que no son inquilinos sino propietario de esa casona.

Asimismo, debemos anotar lo dicho por Morales en una reunión con masistas en Cochabamba: Si nos unimos, podemos quedarnos toda la vida en el gobierno, como los chinos (que ejercen cargos de dirección en el gobierno y/o en el Partido Comunista de China (PCCH hasta que mueren).

A pesar de que los gobernantes no esperaban un resultado adverso en el Referendo de febrero de este año, el hermano del Vicepresidente —por el que éste dijo que era el jefe de su seguridad—, sostuvo que si se los derrotaba en las urnas quedaba el uso de las armas.

El Gringo González, presidente del Senado, cuando se libraba cierto debate a propósito de la “repostulación”, por cuarta vez, de Evo Morales y García Linera, recordó que el Papa de Roma se quedaba en ese cargo toda su vida, en razón de que el Vaticano es un Estado y a la vez el centro de la religión Católica.

Nélida Sifuentes, senadora del MAS que ocupó la vicepresidencia de ese cuerpo legislativo, entre sus contertulios, antes del Referendo del 21F y ante un posible resultado adverso para ellos en esa consulta, sentenció que no iban a entregar el poder. La senadora chuquisaqueña ha dicho, además, que los masistas reconocerán el triunfo del NO hasta 2018. Debemos entender que desde ese año los oficialistas moverán tierra y cielo para que el Jefazo siga de inquilino en el Palacio Quemado.

En la noche del 21F, García Linera recomendó a los opositores que eviten festejos anticipados porque los votos del exterior y del campo no habían sido recontados totalmente y que cuando lo sean podrían modificas “drásticamente” las cifras de un conteo rápido que daban la mayoría al NO.[1]

Dirigentes de movimientos sociales, luego del 21F, han dicho que buscarán de qué manera JEMA sea repostulado a la Presidencia de Bolivia, para que siga en el gobierno a partir de 2019. Hace semanas, desde El Alto hasta el centro de La Paz, una marcha de masistas pidió esa respostulación.

JEMA, proclamó que los gobernantes iban a respetar los resultados del Refrendo del 21F aunque pierdan con un voto. Sin embargo, hasta este momento, no ha reconocido expresamente que el NO ganó en el Referendo del 21F. En cambio, afirmó que ante aquel triunfo del NO habrá una “segunda vuelta” y/o “un segundo tiempo”. La respuesta de algunos fue que segunda vuelta y/o segundo tiempo serían antidemocráticos.

Estos días, especialmente JEMA trata de mostrar eficacia y eficiencia en lo que realizarán desde el gobierno: uno de los elementos de esa política es más inversión, aunque sea con dinero prestado por entidades financieras, como la Corporación Andina de Fomento (CAF), o por países como China. El cauce que seguirá el gobierno es básicamente el mismo: seguirá, juntos y revueltos, con sus “socios y no patrones” con los que está aliado, para que los patrones  de Santa Cruz (y de otros lugares) hagan”más plata que nunca” o los cooperativistas-empresarios mineros saqueen riquezas naturales, como las colas y desmontes de Catavi-Siglo XX, con ninguna inversión significativa y con una producción fácil, como dicen los entendidos en esa materia.

En este tiempo, los gobernantes y dirigentes de movimientos sociales tratarán de impulsar alguna gestión constitucional y legal, como la iniciativa ciudadana, es decir, recoger firmas que respalden un proyecto de ley para habilitar como candidatos a Juan Evo Morales Ayma y Álvaro Marcelo García Linera (AMGL), en las elecciones de 2019. O buscarán otra salida legal.

Sin embargo, el presidente Morales, hasta donde estamos informados, está dispuesto a dejar a un lado esa proclama suya: quiero urnas antes que armas.

En este momento circulan sugerencias para que sean usadas las armas para reproducir el poder del Jefazo: miembros de organizaciones político-militares son reagrupados bajo un mando oficialista. Nos referimos a ex miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), organizado por el Che en Ñancahuazú (1967); Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK), al que pertenecieron los García Linera; Fuerzas Armadas Zárate Villca, integrada, entre otros, por los hermanos Encinas. Esos militantes o ex militantes son convocados para que oficien de “rifleros” en una eventual salida armada, frente a la prohibición constitucional a la repostulación de JEMA y AMGL.

Algunos despistados reales o que simulan estarla quizá digan que nos adelantamos a los hechos, lo que no sería una falta muy grave. Nosotros tenemos en cuenta los hechos y los dichos referidos en esta nota editorial. Además, no perdemos de vista que el Jefazo — que cree en sus propias mentiras—, se nota estar convencido de que su liderazgo es irremplazable por lo que se cree el único destinado a continuar lo que todavía algunos denominan revolución democrática y cultura, la que para nosotros, siempre, fueron reformas, ahora cada vez más burguesas, de las que ganan mucho más los empresarios.

Ante lo que sería un criminal enfrentamiento, la respuesta inicial del pueblo, creemos, es la articulación, a pasos agigantados, de una nueva unidad suya, que debe ser en verdad democrática, popular, plurinacional, antiimperialista y revolucionaria; tarea que registra algunos prometedores avances.

Si se desencadena el enfrentamiento, sugerido por los oficialistas y sobre todo por el presidente Morales, hay que hacer todo lo que dependa del pueblo (nosotros con él), para que el desenlace sea una victoria popular.  


[1] En otro editorial de www.semanarioaqui.com tenemos dicho que tres factores han influido en los resultados del Referendo del 21F: fraude, como el volteo de resultados, especialmente; mucho dinero, con el que han comprado votos los oficialistas y miedo, impuesto sobre todo a los empleados públicos o entre los que influyen los gobernantes. Personas que han hecho proyecciones, por ejemplo en la UMSA, se animan a decir que cuando menos 10 puntos porcentuales han sido restados al NO y transferidos al SÍ.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

8327348
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
3143
6671
13508
107558
8327348