cabecera aqui blog

De la alianza entre gobernantes y empresarios éstos ganan más

AddThis Social Bookmark Button

editorial

“Quiero decirles a los empresarios que de verdad hacen empresa: sigan, no solamente necesitamos empresarios como ustedes, sino empresarios grandes que se adueñen de estas grandes plantas, de industrias, de fábricas. Quiero que se preparen para ejecutar estas grandes obras del pueblo boliviano”[1], dijo el presidente Morales, al cierre de su discurso con el que agradeció el almuerzo que le ofrecieron los empresarios cruceños.

El título del discurso, dicho por el Presidente en Santa Cruz y que citamos, es un buen resumen: “Una Bolivia grande requiere de un empresariado grande” y se agrega en otro resumen que Evo Morales garantizará la ejecución de más de 62 proyectos en ese departamento, para lo que comprometió casi 2.500 millones de dólares.

En lo que calificamos nosotros como una referencia contraria a la existencia de clases sociales en Bolivia, con intereses distintos y hasta contrapuestos, por lo que existe una incontenible lucha entre esas clases, Evo Morales, en el inicio del discurso que comentamos dijo:

“Todos somos una familia, una familia grande, hay empresarios, todos tenemos propiedad privada, pequeña, muy pequeña, mediana, grande, algunos son empresarios”.

En rigor una vez en Sucre que visitó para un aniversario de la fundación de Bolivia, el Presidente dijo que recibió como herencia un pueblo dividido en clases sociales y que un grupo social luchaba para enriquecerse en contra de la mayoría del pueblo que seguía pobre. El vicepresidente, en medio del alzamiento de la derecha con todas sus fracciones (2008), según nosotros, en contra de las reformas económico-sociales, para la edición boliviana del “Diplo” (periódico Le Monde Diplomatique), dijo que había lucha de clases en la llamada media luna, pero que esa lucha era intermitente, es decir, con cuartos intermedios, diríamos.

En el concepto de que todos somos propietarios tenemos que decir que Evo Morales es mediano propietario, con un predio agrícola en Villa 14 de Septiembre, Chapare, en el que trabajaban a cambio de salarios entre 15 y 20 peones, según él declaró para el diario Cambio, entrevista que fue reeditada en un libro editado por la Vicepresidencia de nuestro país.

En el discurso con el que agradeció el almuerzo pagado por los empresarios cruceños, entre los que otrora y actualmente formaban y forman parte de los “mamones” del Estado, Morales, luego de lamentar porque las obras grandes que licita el gobierno o que las adjudica directamente, añadió:

“Si un empresario boliviano se adjudica (alguna de esas obras grandes) las utilidades se quedan (en el país). Estaba comparando —sigue el primer mandatario— a la empresa privada minera con las cooperativas; las cooperativas mineras aportarán poco al estado, pero las utilidades quedan, mientras que las empresas privadas mineras, extranjeras, pagan más impuestos, los impuestos quedan, pero las utilidades se van, esa es la diferencia. Por eso quisiéramos tener empresarios medianos y grandes, el Estado los necesita, el pueblo necesita empresarios grandes. Pero también he conocido y sigo conociendo, si un empresario es político, les va mal y les va a ir mal si se meten a la política; no estoy amenazando, no estoy amedrentando, porque ¿cuál es el sentimiento del pueblo boliviano?”

Queda a la vista cuáles son los sectores empresariales con los que los gobernantes tienen pacto y los alcances posibles de éste. Claro está que el Presidente calla, por ejemplo, que los dirigentes de los cooperativistas tienden a enriquecerse (a hacer plata, como dice él) a costa del saqueo de los yacimientos que explotan. Los empresarios extranjeros, como los de la Empresa Minera San Cristóbal, dejan migajas de impuestos y las utilidades las llevan a su sede matriz o a un banco al que de ese modo fortalecen. El extractivismo de San Cristóbal es tal que debemos difundir: en sus operaciones, esa corporación, gasta agua en un día, la cantidad que utiliza la población de El Alto en un mes, según expertos. Por eso tiende secarse Laguna Colorada, como consecuencia ya perdemos biodiversidad. 

En lo que definimos como manifiesto de intenciones y de realizaciones presidenciales que evidencian el pacto con empresarios cruceños, bolivianos y extranjeros, el presidente Morales, añadió:

“…hay mucho que hacer todavía, felizmente, en la parte financiera, vamos bien, ustedes saben bien esta situación, pero, lo más importante es seguir garantizando inversión para el crecimiento económico, y luego ese crecimiento democratizar para bien de todos y todas”. Añadimos que desde 2006 a 2012, los banqueros han ganado de manera creciente. El año pasado las utilidades del sector fueron de 820 millones de dólares.

Quizá por eso el Presidente en Los Tajibos Hotel, lugar del almuerzo, proclamó:

“Todos tenemos derecho a hacer plata, pero legalmente, trabajando, no como antes, usando al pueblo, usando al Estado, usando al gobierno, para hacer plata”.

Aunque una vez el presidente Morales dijo que es marxista-leninista (nosotros no le creímos) no debe tener claro que el capitalismo llega al mundo bañado de lodo y sangre de la cabeza a los pies, como escribió Marx. El capitalismo, asimismo, es imposible sin expropiar sin remuneración una parte del trabajo asalariado de los obreros, sin intensificar la jornada de trabajo, aun en este tiempo de revolución científica y técnica, cuando ésta se convierte en fuerza productiva directa, dicen los entendidos. Según Morales: “Cuál será el trabajo de los que se autodenominan “productores” (los empresarios), especialmente, en el oriente boliviano?

El capitalismo atrasado y dependiente en Bolivia podrá reproducirse, las formas de producir bienes y servicios está garantizada aquí, entre otras cosas, por el pacto gobernantes-empresarios.

En otro momento de su discurso Evo Morales anotó:

“Siento que el verdadero empresario gana con este proceso, hay movimiento económico; pero también cuando el empresario político, el político que no es responsable con su pueblo crea conflictos”. El empresario aludido podría ser Doria Medina.

Sobre todo en Santa Cruz, los empresarios medianos y grandes, se sintieron amenazados los primeros meses del gobierno de Morales. Ahora que parece que retomaron la lucidez que tienen para los negocios, los empresarios muestran que se comportan como socios del Presidente (éste dijo, tantas veces, que quería socios y no patrones).

Varios momentos han vivido los ahora socios confesos, gobernantes y empresarios cruceños, en especial. Del enfrentamiento de 2008 queda el mal recuerdo de los campesinos que fueron “pateados” por los militantes de la Unión Juvenil Cruceñista; la amenaza de afectar latifundios (muchos mal habidos) se sustituiría con la tregua, posiblemente de cinco años del saneamiento de tierras, con lo que quizá sean muy pocos los predios imposibilitados de mostrar que no cumplen una función económica y social; como remate los cruceños y no cruceños, que viven en ese departamento, elegirían a tres diputados más,  según los resultados del Censo 2012, cada vez más dudosos, y aunque aquél no sea el departamento con mayor población del país.

Evo Morales y los suyos ahora están seguros de que ganarán las elecciones del próximo año. El pacto entre gobernantes y patrones del oriente boliviano apunta a conseguir esa victoria. La que para nosotros no será tal, porque tenemos más indicios de que Evo Morales, desbocado, compra ese triunfo.

De acuerdo al Presidente, aquí los empresarios tienen derecho “a hacer plata”, y auque hubiera callado el dato, los empresarios ganarán más de este pacto porque la confesión del Vicepresidente nos ayuda a entender mejor las cosas: los gobernantes con los empresarios cruceños se entienden cuando impulsan negocios, auque reconocen que tienen diferencian políticas. Éstas, además, se “flexibilizan” cuando los negocios son lo más fuerte que une a gobernantes y empresarios cruceños.

En vez de leer críticamente esa realidad nosotros creímos, un tiempo, que los gobernantes y, en particular Evo Morales, jamás se juntarían y que nunca se revolcarían con los empresarios cruceños. Por eso tenemos que seguir nuestro aprendizaje de Goethe y con Fausto del que es autor: «Toda teoría es gris, caro amigo, y verde es el árbol de oro de la vida».



[1] Juan Evo Morales Ayma (Discurso presidencial 42). $us 300 millones para exploración petrolera y gas para el pueblo, ediciones del Ministerio de Comunicación y del diario gubernamental Cambio, La Paz, 21 de septiembre de 2013.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

14917221
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
7923
8369
36304
16292
14917221