cabecera aqui blog

Mentiras desde el Estado “plurinacional” son contrarrevolucionarias

AddThis Social Bookmark Button

editorial

Cuando nos enteramos de que el Presidente de Bolivia, antes de iniciar una conversación con personeros de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), dijo que a éstos los iban a “pastear” (prometer e incumplir), como respuesta a demandas del ese sector económico, sin dejar de preocuparnos, creímos que esa sería una salida de emergencia que, sin ser lo mejor en gobernantes que ofertaron una revolución democrática y cultural, de inmediato evitarían esas formas de la mentira desde el gobierno y desde el Estado.

Otra mentira del acontecer cotidiano del Presidente, en ese período, fue el desmentido airado de éste y de sus voceros cuando un medio de difusión relató que Juan Evo Morales Ayma había sufrido un desmayo debido a su trabajo agotador, el que empezaba a las 4 o 5 de la mañana. En ese momento el primer mandatario pidió a los ejecutivos de ese medio que le den el nombre del redactor de esa noticia, quizá para intentar una represalia. La mentira, en ese caso, es que el primer mandatario haya negado que se desmayó.

El Vicepresidente, más o menos en ese período, propagó dos mentiras, como si hubieran sido parte del programa de gobierno:

Mientras el Presidente, abiertamente, hacía campaña en contra de las autonomías (departamental, regional, territorial), el Vicepresidente ofertaba por doquier la autonomía, tanto que un semanario, que dejó de circular, escribió que Álvaro García Linera pronunciaba el discurso que deseaba que escuchen grupos concretos de la población.

Otra del Vice: en Yapacaní colonizadores sostenían un bloqueo de la principal carretera que une Santa Cruz con Cochabamba. Allí llegaron funcionarios del gobierno, encabezados por él. Estos operadores, en tono conciliador, pidieron suspender el bloqueo porque afectaba a la economía del país... En cambio el Vicepresidente, ante los bloqueadores enardecidos, dijo: “Pasaremos sobre las cabezas de los oligarcas”. En menos de una hora de ese episodio, desarrollado en el norte cruceño, en una reunión con delegados de la CAO, el segundo mandatario asumió un discurso conciliador para “negociar” con los oligarcas cruceños.

El Presidente en ese período habló de que no había discrepancias entre él y el segundo mandatario y utilizó la figura del toro blanco y del toro negro para sugerir que el Presidente y el Vicepresidente sobrellevaban las tareas de manera conjunta y a veces convergente.

Es necesario precisar que además de difundir mentiras los gobernantes, unos más otros menos, despliegan maniobras, manipulan, callan (“callar es lo mismo que mentir”), dicen medias verdades… Ahora, aquí, hacemos un inventario parcial de las mentiras las que, en este último tiempo, son cada vez más frecuentes y de mayor alcance.

Durante el funcionamiento de la Asamblea Constituyente e inmediatamente después, los gobernantes aseguraron que, en defensa de los intereses regionales, populares y plurinacionales no iban a negociar nada que cambie algún contenido de las normas constitucionales que allí se proyectaban, debatían y aprobaban.

Sin embargo ahora sabemos, por lo que dijo el Vicepresidente en el acto de promulgación de la ley que facilita la elección por tercer vez del  Presidente y en contra de la Constitución Política del Estado (CPE), que Morales instruía elaborar propuestas “radicalizadas”, para la Ley Fundamental, sólo con el propósito de negociar con la derecha. El resultado: los gobernantes y sus constituyentes, a la gente del pueblo, le presentaban propuestas de normas constitucionales avanzadas, en su forma y en su contenido, pero no porque querían que así se aprueben sino para conciliar con los opositores. Así, según García Linera, los gobernantes retrocedían pero sólo en la forma porque concedían casi nada o nada en el contenido.

Cuáles fueron esas concesiones, en base a mentiras dirigidas al pueblo, hechas a la derecha y a los oligarcas cruceños y de otros lugares:

Nadie podrá poseer, desde la aprobación de la CPE hacia delante, un inmueble agrario mayor a las 5.000 hectáreas —norma por la que votamos en el referéndum aprobatorio de aquella ley máxima—, pero los latifundistas existentes en ese momento debían demostrar, en un saneamiento de tierras, que  sus predios cumplían una función económica y social (FES), para consolidar en su favor posesiones agrarias supriores a las 5.000 hectáreas.

La llamada cumbre de Cochabamba (en sus dos tiempos) recomendó que durante cinco años se deje de averiguar si los latifundios en Bolivia cumplen la FES. Un proyecto de ley para favorecer a los latifundistas, en los términos recomendados, estudia la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Ni la producción ni la venta de transgénicos en Bolivia están permitidos en el proyecto de CPE aprobado en Oruro. En la CPE vigente determina que la venta y la producción de esos transgénicos serán regulados por una ley[1].

  Una mentira se demuestra mediante la práctica. Por ello, concluimos, como esperamos que lo hagan cada vez más compatriotas, que el Presidente mentía cuando dijo que no postularía por tercera vez a la Presidencia, en aras de la unidad de los bolivianos. Mentía porque él mismo dijo que esa fue una trampa, es decir, una mentira.

Han propagado otras mentiras dentro de la que todavía se denomina revolución democrática y cultural. Completaremos este inventario inconcluso en otras notas de Aquí.

Referimos, ahora, las últimas mentiras desde el Estado “plurinacional”, de las últimas semanas, con vergüenza por ellas, aunque esas mentiras en nada nos comprometen a los bolivianos que tratamos de pensar con cabeza propia y que nada tenemos de común con la derecha y menos con el imperialismo.

Según un funcionario del gobierno de Austria el avión presidencial de Bolivia, fue requisado en busca del ex agente de la CIA Snowden, mientras estuvo impedido de seguir vuelo hacia Bolivia en el aeropuerto de ese país europeo. El presidente Morales ha dicho que ni siquiera un embajador de España pudo entrar a esa nave en la que quiso tomar café. Por tanto, uno de los dos estadistas miente. Nosotros, en base a las mentiras que desde el Estado “plurinacional” se divulgan, sospechamos que el Presidente boliviano miente en este caso. Éste cuando menos calla ante la afirmación del Ministro de Austria que habló de la requisa a la nave presidencial de Bolivia.

Los ministros de Relaciones Exteriores y la de Comunicación, afirmaron y/o sugirieron que no hubo requisa a ningún avión brasileño. Por la palabra oficial de uno de los damnificados con esas requisa, el Ministro de Defensa de Brasil, y por un comunicado del Ministro de Defensa de nuestro país, sabemos que sí hubo tres requisas, las que configuraron un “… procedimiento, abusivo, lamentable y condenable”, según el Ministro brasileño.

 Esas mentiras, dichas desde el Estado “plurinacional” nada tienen de revolucionarias. Más aún, son contrarrevolucionarias. Ninguna revolución verdadera funda su accionar en mentiras, como sí lo hacen, descaradamente, los que están ahora en el Palacio Quemado.



[1] Proyecto de CPE de los constituyentes en Oruro: “Artículo 408. Se prohíbe la producción, importación y comercialización de transgénicos”.

En la CPE de los parlamentarios en La Paz: “Artículo 409. La producción, importación y comercialización de transgénicos será regulada por Ley”.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

14917167
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
7869
8369
36250
16238
14917167