cabecera aqui blog

No vamos a entregar el poder*

AddThis Social Bookmark Button

De sábado a sábado 487

*Confesó la entonces senadora Nélida Sifuentes

Remberto Cárdenas Morales*

Estamos enterados de que el presidente Morales, entre la gente de su confianza, más de una vez, dijo que no iba entregar el poder y que a éste se lo debía defender a bala, incluso si se le ganaba en elecciones.

Otros dichos suyos vienen de hace 14 años. Leamos:

—Antes de asumir el gobierno, Morales confesó que él no quería ser sólo un símbolo, como Néstor Mandela, el líder del pueblo sudafricano que estuvo preso más de 30 años por su lucha contra el régimen racista de su país y que cuando recuperó su libertad fue elegido presidente de Sudáfrica. Él fue el máximo dirigente del Congreso Nacional Africano, el partido político más influyente en la República Sudafricana, colonizado por blancos del Reino Unido y que gobernaron décadas en ese país.

Entonces Morales añadió que aquí seguiría por un camino democrático-electoral, hasta donde pueda, y que luego impulsaría una revolución. Sin embargo, lo que hay los últimos 13 años son reformas capitalistas, al gusto del Banco Mundial varias de ellas.

—Como Presidente de Bolivia, Morales afirmó, sostuvo en varias ocasiones, que prefería las urnas a las armas.

—Asimismo, a manera de notificación proclamó: si hay un muerto durante mi gobierno me voy, renuncio al cargo, sería otra lectura.

—Este personaje de Isallavi-Orinoca afirmó que los indígenas —él y su cofradía— se van a quedar 50 y/o 500 años en el Palacio Quemado, y que no son inquilinos de esa casona sino propietarios que llegaron allí con apoyo de la mayoría del pueblo boliviano.

—Uno de sus amigos ha lamentado que Evo Morales, ahora, haya hecho o haya consentido el fraude electoral que separa a los bolivianos porque, supuestamente, el gobernante sólo en el último tiempo cometió o consintió ese comportamiento ilegal e ilegítimo. Pero ese parecer en este momento resulta dudoso, para decir lo menos.  

—En estas páginas se ha contado y se ha recontado, como lo hizo el gobernante de los últimos 13 años en Bolivia, que su padre lo castigó, no dijo por qué, con la inasistencia de un año a la escuela; que a punto de terminar ese año, el papá de Morales le había dicho que acabó el castigo suyo y que iba a volver a la escuela. Evo Morales había replicado que no quería retornar a una escuela en la que los que fueron sus compañeros estudiarían en un curso superior, ante lo que el señor Morales (padre), contestó que él arreglaría ese lío. Y consiguió que el director de la escuela de Orinoca lo inscriba al entonces niño Evo Morales, al curso superior que no le correspondía, por lo que el papá de Morales le regaló un cordero a ese director. El presidente Morales refirió ese pasaje de su vida reiteradamente, sin ningún reproche hacia esa acción, como si ésta hubiera sido un acierto de su progenitor. Ese hecho fraudulento, sin duda, fue disfrutado por el estudiante de primaria Evo Morales. Falta indecorosa que es una marca imborrable que lleva consigo el actual Juan Evo Morales Ayma, presidente de nuestro país.

—Raúl García Linera, jefe de la seguridad de su hermano, el Vicepresidente, según éste, frente al Referéndum del 21 de febrero de 2016, propagó por internet que si Evo-Álvaro perdían en esa consulta, les quedaba el camino de las armas.

—La entonces senadora Nélida Sifuentes, actual ministra de Desarrollo Productivo, antes de que se realice el 21F, para medios de difusión, señaló que si Evo Morales y Álvaro García perdían en ese referéndum, no iban a entregar el poder.

La misma Sifuentes anotó que el actual alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Percy Fernández, es un metemano (a mujeres), pero que hacía obras.

—El vicepresidente García, en una escuela de La Paz, a niños y posiblemente para que, por intermedio de ellos, les llegue esa “noticia” a los mayores, así como a los familiares suyos, dijo que si los bolivianos no apoyaban a su jefe y a él, en el 21F, el sol se iba a oscurecer y que la luna no iba a reaparecer.

—Por su parte, el Presidente y también dirigente sindical de los cocaleros del Chapare, avisó que si perdía en el 21F, aunque sea con un voto, él se iba a Villa 14 de Septiembre, a su chaco, con una joven de 17 años y allí instalaba un restaurant. Esa declaración sirvió y sirve para desinformar.

—El diario Página Siete recordó, antes del 20 de octubre que Morales, por quinta vez en el último tiempo, informó que él iba a respetar los resultados electorales del 20 del mes pasado. Sólo la denunciada manipulación informática de los resultados electorales del último 20 de octubre son una demostración del fraude que moviliza a los compatriotas y que busca ocultar Morales.

—El 20 de octubre vamos a ganar con el 70 por ciento y de nuevo tendremos dos tercios en la Asamblea Legislativa Plurinacional, aseguró el Presidente, quizá porque creía que esa diferencia electoral en su favor la conseguiría con el fraude, realmente gigantesco, cuyas pruebas han sido entregadas por el Ing. Edgar Villegas de la UMSA, el que fue consumado el 20 de octubre, pero “organizado” desde mucho antes.

También son pruebas las irregularidades cometidas en las elecciones del 20 de octubre por el Ing. Álvaro Andrade, el que considera que el cómputo de las últimas elecciones es “un carnaval” y que éstas están “viciadas de nulidad”.

—Otras mentiras de Morales son: que defiende el voto de los campesinos, la democracia, su victoria en la primera vuelta, y que la auditoría que ejecuta la OEA confirmará el resultado fraudulento señalado.

—Frente a lo que es posible definir como alzamiento de la mayoría de los bolivianos, especialmente, de los sin militancia partidaria, el ministro Juan Ramón Quintana amenazó con un Vietnam moderno en Bolivia, para defender la victoria electoral fraudulenta, se entiende, ante la que la mayoría de los bolivianos muestra que ya no tolera el comportamiento anticonstitucional del presidente Morales.

—Es oportuno recordar que la candidatura oficialista es fraudulenta por anticonstitucional.

El alzamiento de la mayoría de los bolivianos para conseguir la anulación de las elecciones del 20 de octubre, con nuevos vocales en el Tribunal Supremo Electora (TSE) y, además, la renuncia de Morales, como exigencia también creciente, de los últimos días, es un programa de realización inmediata, lo que rechazan los masistas con una violencia que aumenta, según la extensión y la profundidad que alcanzan el acccionar de la mayoría de los bolivianos.

Esta mayoría nada positivo espera ya de la auditoría a las elecciones del 20 de octubre, que encabeza la OEA, a pesar de que delegados de países que integran aquella comisión de auditores, al parecer, ofrecieron un estudio riguroso en esa consulta.

Entre tanto, Morales evidencia estos últimos días que sigue empeñado en reproducir (regenerar) su poder, con el fraude electoral desmedido que se incluye como elemento determinante, para lo que ejercen la violencia, lo que podría ser el camino para meter bala.

Hasta aquí a tiros y/o a pedradas, masistas o sicarios al servicio de los gobernantes, han acabado con la vida de tres compatriotas: dos en Montero y uno en Cochabamba, a los que merecidamente se los considera héroes de la democracia, homenaje que tendría que ser refrendado con la derrota de los gobernantes en las jornadas señeras de este período.

Los heridos son decenas, entre ellos el médico cardiólogo paceño que sufrió una fractura en la base del cráneo y un estudiante universitario que perdió un ojo, por el disparo de una granada de gas lacrimógeno.

El tamaño de la crueldad de los masistas y de su jefe, pretende tapar el descomunal fraude que defienden con la fuerza de la que todavía disponen, empero, sin la razón.

Esa crueldad, además, se explica, mas no se justifica, en la disputa del poder de estos días.

Los masistas tienen por qué temblar: el poder de Morales se agota y empieza su caída, apreciación dicha en De sábado a sábado 486, de la anterior semana: valga la reiteración.

Y la mayoría de los bolivianos se rebela contra el autoritarismo del Jefazo, el que podría continuar como dictador, con ropaje constitucional.

Rebelión popular porque los oficialistas quiebran el estado de derecho en distintos lugares del país.

*Periodista

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

12798033
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
1812
4942
38405
38405
12798033

De sábado a sábado

Masistas siguen por dos caminos para retornar al poder
Sábado, 30 Noviembre 2019
Con la Revolución Cubana, a pesar de todo
Sábado, 23 Noviembre 2019
El caudillo derrotado quiere retomar el poder ya
Sábado, 16 Noviembre 2019
No vamos a entregar el poder*
Sábado, 09 Noviembre 2019
Se agota el poder de Evo Morales y empieza su caída
Sábado, 02 Noviembre 2019

Lecturas

Aquí 290
Sábado, 30 Noviembre 2019
Masistas quieren ley de impunidad para Evo Morales y sus cómplices
Sábado, 30 Noviembre 2019
Masistas siguen por dos caminos para retornar al poder
Sábado, 30 Noviembre 2019
¿Cómo que golpe de estado?
Sábado, 30 Noviembre 2019
La propaganda mentirosa de Evo Morales
Sábado, 30 Noviembre 2019