cabecera aqui blog

La derecha está dentro del gobierno y fuera de él

AddThis Social Bookmark Button

De sábado a sábado 346

Remberto Cárdenas Morales*

La derecha cogobierna o tiene un pacto con el presidente Morales, así como otras fracciones de la derecha están en la oposición al actual régimen. La derecha, en nuestro país, tuvo ese comportamiento casi siempre. Durante la Revolución Nacional, dirigida por los movimientistas, grupos empresariales de la derecha integraban la alianza de clases de ese tiempo, y otros segmentos de esas clases sociales, acrecentaban su poder económico y estaban representas por Falange Socialista Boliviana (FSB) y otros partidos pequeños, como el Partido Demócrata Cristiano.

Ese punto de vista, que lo hemos reafirmado los últimos meses, lo manifestamos en el  semanario Aquí (www.semanarioaqui.com) y en esta columna, inmediatamente después de las elecciones del 12 de octubre del año pasado, en las que Juan Evo Morales Ayma fue reelegido, por tercera vez y en contra de la Constitución Política: con fraude, miedo, plata y el voto duro del MAS, constituido por el 30 y el 40 por ciento del electorado, según el Presidente.

—En La Paz, esa alianza empresarios-gobernantes, físicamente está constituida por los grupos económicos encabezados por Daniel Sánchez, ex presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia. No debemos olvidar que ese dirigente empresarial asistió a una reunión cumbre del MAS, en Cochabamba, ocasión en la que dijo que fueron a esa cita a proponer una alianza con los indígenas. En esa reunión se sugirió, asimismo, el funcionamiento de un consejo económico y social integrado por gobernantes, empresarios y delegados de movimientos sociales (Conalcam).

El actual presidente del Senado, José Alberto “Gringo” González, días antes de su elección, dijo que empresarios paceños votarán (y votaron) por el MAS, el 12 de octubre de 2014.

En El Alto, esa alianza de clases funcionó desde las primeras elecciones ganadas por el actual Presidente boliviano.

—En Cochabamba los dueños de la empresa Toyosa, que entre otras tareas, vende vehículos Toyota, japoneses, en Bolivia tiene acuerdos con los ocupantes del Palacio de Gobierno. Recordemos que un hijo del principal accionista de aquella empresa, en este momento, es Embajador de nuestro país en Japón, es decir, representante allí del presidente Morales.

En la ciudad del valle, el que en ese momento ejercía la presidencia de los empresarios privados, Lauro Ocampo (hijo), declaró en contra del entendimiento de otros empresarios con los gobernantes actuales.

—La alianza entre el presidente Morales y los empresarios agropecuarios de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), de hace cuatros meses, es lo más representativo de la nueva alianza de clases, al estilo movimientista, que constituye parte de la base social del actual régimen boliviano. Con aquel acuerdo, los empresarios cruceños se frotan las manos, están contentos, seguirán diciendo que con Evo Morales hacen más plata que nunca. Esa confesión ha sido difundida por Helena Argirakis en una nota en la que ella evaluó las últimas elecciones generales y que difundió el semanario La  Época[1].

La alianza de Morales con empresarios cruceños data de al menos 10 años. Salvador Ric, ex ministro de Obras Públicas y ex Embajador de Bolivia en Uruguay, es el precursor de ese pacto. Aquel ex funcionario público declaró como patrimonio 50 millones de dólares, fue el más acaudalado del primer grupo de ministros de este tiempo de reformas en Bolivia.

—En Tarija personas que militaron en partidos políticos de la derecha como, Roberto Ruiz Bass Werner, fue secretario general de la Gobernación del departamento del sur del país, dirigida por el MAS y el segundo funcionario de esa oficina. Ruiz Bass Wernes fue militante del PS 1, mientras estudió en la UMSA, luego se desempeñó como el segundo a bordo en la Prefectura de Tarija, cuando el prefecto fue Mario Cossío Cortez (de camino al cambio y con vínculos y/o militancia en el MNR. Con esos antecedentes, Ruiz declaró a los medios de su natal Tarija que él fue invitado por el presidente Morales para que colabore al entonces gobernador, Lino Condori.

Los candidatos del MAS, a la Gobernación y a la Alcaldía de Tarija, son conocidos como dirigentes u operadores de partidos de la derecha de ese departamento. Esos candidatos fueron conseguidos por vicepresidente García Linera, según fuentes incluso gubernamentales.

—En Beni, la ex candidata Jordan del MAS a la Gobernación de ese departamento, agradeció más de una vez a los empresarios por el apoyo que le brindaron: con aviones, especialmente, agregó. Miguel Majluf, del MNR, y Wálter Guiteras, ex ADN, entonces hicieron campaña.

Guiteras, en este momento, es uno de los operadores políticos del MAS, lo que confirma abiertamente a quienes ofrece “ayudarles” en sus gestiones ante oficinas del gobierno.

El actual gobernador del Beni, Alex Ferrier, ex militante del MNR o militante “con permiso” de su partido, se alió al MAS con el que aseguró su elección. Ese funcionario en poco tiempo amplió su patrimonio de cerca de cinco millones de bolivianos, a más de 20 millones de la moneda de nuestro país. En descargo suyo, y ante la denuncia de “enriquecimiento ilícito”, declaró que había vendido tierras con lo habría acrecentado su fortuna.

—En Pando guardaespaldas y otras personas que trabajaron en la Prefectura, con Leopoldo Fernández, desde hace más de cinco años, trabajan en similares puestos, en la Gobernación pandina, lo que ha sido confirmado por el gobernador Flores.

Sin embargo, el pacto entre los gobernantes y José Villavicencio, ex presidente del Senado y ex adenista, es quizá el caso más relevante del pacto que comentamos en esta nota. Aquel ex senador estuvo en el bloque de Leopoldo Fernández, durante la masacre de Porvenir (2008) y luego se pasó a la trinchera de los inquilinos del Palacio Quemado, tanto que hizo campaña abierta en las dos elecciones generales para el MAS.

Integran ese pacto en Pando: Ana Lucía Reis, ex alcaldesa del MAS en Cobija y conocida como movimientista; asimismo, Luis Adolfo Flores, otrora del MIR y ahora Gobernador, por segunda vez, como aliado del MAS.

—En Oruro y Potosí, la entente de Evo Morales, entre otros, es con los cooperativistas-empresarios mineros, los del capitalismo salvaje. Hay indicios, asimismo, cuando menos de buenas relaciones entre gobernantes y contrabandistas de autos chutos, en esa región. El Presidente fue el que, mientras que seguía su curso la última campaña electoral, informó que los llamados “chuteros” le ofrecieron vehículos para su campaña.

 Otros grupos de la derecha, es cierto, son la oposición de los gobernantes actuales. Sobre esos grupos el Vicepresidente, para la edición boliviana en español, Le Monde Diplomatique, contó que ellos colaboraban con ese sector socio-económico y que lo seguirán haciendo. Fue entonces y después que ese funcionario confesó que ellos se enfrentan con los empresarios que hacen política. Propuso que los empresarios se ocupen de lo que saben hacer y nosotros nos ocuparemos de lo que también sabemos hacer, resumió Álvaro García Linera.

Es apropiado decir que hay dos derechas en Bolivia: la que está dentro del gobierno de Juan Evo Morales Ayma, es la que gana mucho más que el pueblo con los cambios bolivianos. La otra derecha que se bifurca al menos en dos tendencias: la opositora y los otros que ahora “hacen más plata que nunca” y que están dentro o fuera del gobierno.

Entre los que apoyan al gobierno hay grupos diversos. Entre éstos los que ven perfecto a su gobierno, sobre todo al Jefazo; otros que creen que esa alianza de clases en el gobierno en una muestra de “viveza criolla” o de inteligencia, o que fue una necesidad para ganar elecciones y que luego se verá qué hacer con esa componenda.

De esa alianza de clases ganan y ganarán más los empresarios, que desde el gobierno y desde fuera de él, reconstituyen su poder económico y avanzan en la rearticulación de su proyecto político Y consiguen lo uno y lo otro con ayuda, directa o indirecta, de los gobernantes.

Un ejemplo sobresaliente de lo que ganan, en Bolivia, los empresarios transnacionales, es el de la Empresa Minera San Cristóbal: mil millones de dólares al año, hasta donde se sabe. Esos son los capitalistas a los que García Linera, hace poco y a en su domicilio, fue a darles garantías de que no será nacionalizada esa corporación. El Gerente General de ésta, en La Paz y luego de una entrevista con el presidente Morales, dijo que aquí en Bolivia para su empresa todo es ganar y ganar.

Desde el llano, cada vez con más bolivianos, estamos los que convocamos a construir la nueva unidad del pueblo boliviano para la verdadera revolución liberadora en estas tierras.

La Paz, 29 de septiembre de 2015.

*Periodista


[1]Argirakis, asimismo, en un análisis suyo sobre las elecciones municipales de marzo de este año, publicado en el matutino La Razón de La Paz (suplemento Animal Político), dice "… a pesar de la incertidumbre al interior de la clase dominante cruceña (...), el modelo posneoliberal implementado por el gobierno del MAS no solo que no afectó a la base material del poder del bloque político cruceño, sino que al contrario la reforzó, expandió y reprodujo al extremo de que muchos empresarios cruceños  no militantes ni simpatizantes del proceso de cambio ni del masismo, declaran satisfechos que están haciendo más plata que nunca". 

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

El infamatorio

El Infamatorio

El Infamatorio
Jueves, 08 Noviembre 2018

El Infamatorio es el repositorio de las vilezas que perpetra el poder; es el almacén de las acciones políticas que tienen a la abyección como su único principio y fin.

Las ruindades de la política en Bolivia son el espacio de El Infamatorio, su tiempo lo marcan las continuidades de las bajezas que se consuman en su nombre.


Read more...

Publicación Aquí Nº 240

Visitas

10702645
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
3543
3709
12385
94712
10702645