cabecera aqui blog

Sumamos nuestra voz a la condena al terrorismo de Estado en México

AddThis Social Bookmark Button

De sábado a sábado 319

Remberto Cárdenas Morales*

"La comunidad artística" dice: "Los revoltosos sí pagamos impuestos".

Un grupo de integrantes de Amnistía Internacional marcha, con sus chalecos, globos y pancartas amarillas

En el Zócalo capitalino, Felipe de la Cruz, padre de un normalista desaparecido, habla: "En esta ocasión, el pueblo mexicano está en la plaza para exigirle cuentas al gobierno corrupto, por la desaparición de los 43".

En Washington, cientos de personas se reúnen frente a la Casa Blanca. Leen poemas y textos, prenden velas y hacen pase de lista de los 43 normalistas. El grupo Son Cosita Seria toca son jarocho; la letra dice: “Señor presidente, le vengo avisando, la gente en el mundo se está levantando”. “En el día que debíamos celebrar la revolución mexicana, demandamos paz con justicia y avisamos al Estado que estamos atentos a sus acciones. Iluminamos Washington DC con luces de esperanza y con un abrazo solidario que llegue a cada familia de los 43 normalistas y a los dignos familiares de los más de 22 mil desaparecidos en el país. Les decimos desde acá, fuerte y alto, que no están solos”.

En el Zócalo, desde el templete, familiares de los normalistas desaparecidos dicen que esta caravana sí es un verdadero desfile para conmemorar la revolución. A partir de este 20 de noviembre, "debemos escribir una nueva página en la historia de México".

La caravana con familiares que recorrieron el sur del país llega al Zócalo. Desde el templete, sus integrantes dicen: "México está cansado de la situación del país. Ya no se van a permitir desapariciones ni asesinatos extrajudiciales. No es un berrinche realizar manifestaciones en todo el país. No es un berrinche buscar a 43 (estudiantes), ni repudiar el ataque sufrido por los normalistas el 26 de septiembre. Tampoco es un berrinche que miles de madres y padres sigan buscando a sus hijos".

 “Todos sabemos que los que están detrás de todo esto son nuestras propias autoridades”, dijo la estudiante Ericka Bautista. “Este es un grito desesperado para mostrarle al mundo la realidad de México”

El movimiento estudiantil de Cuba emitió un comunicado, en solidaridad: “Estamos junto al pueblo mexicano en su reclamo de justicia; cada escuela cubana es también una trinchera en su lucha por la verdad”.

La Universidad de Puerto Rico, en su campus de Río Piedras, mantendrá iluminada de verde y rojo (por la bandera mexicana), durante 43 días, su torre, en solidaridad con los 43 normalistas. El rector Carlos Severino Valdez dijo: “Nos unimos en solidaridad mundial ante el terrible suceso ocurrido en el hermano país latinoamericano y clamamos porque esta situación se esclarezca lo antes posible, para el alivio de los familiares de las víctimas y de la humanidad”.

Cerca de 150 personas se manifiestan frente a las instalaciones de Televisa Chapultepec. Participan estudiantes de la Preparatoria 7 Ezequiel A. Chávez. Portan pancartas con frases como: “No somos delincuentes, somos estudiantes y queremos justicia”.

Desde Los Ángeles, el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) lanza un comunicado en el que afirma que el gobierno federal está rebasado por el caso Ayotzinapa. “La falta de esclarecimiento sobre la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero, y el hecho de que aún no los presenten con vida, demuestran el fracaso del gobierno federal mexicano frente al crimen organizado, si se descartara un abierto contubernio con los carteles de la droga en altas esferas del gobierno, ambas posibilidades sumamente graves para México”.

En un cartel, en la marcha, se lee: “Es navidad y debajo de los árboles sólo hay muertos”. Mientras, se escucha música oaxaqueña.

Al grito de “normalista, hermano, Nueva York está a tu lado”, decenas de manifestantes, con las manos manchadas de rojo, ocuparon la calle frente al Consulado de México en Nueva York, obligando a las autoridades a cerrar el paso al tránsito. En la acción de desobediencia civil sin precedente frente a este consulado, tres participantes fueron arrestados. La protesta continuará a lo largo de la noche, con una vigilia, baile y canto. Los participantes expresaron que no soló responsabilizan al gobierno por la desaparición de los 43 normalistas, sino también al gobierno estadunidense por su apoyo a las fuerzas de seguridad mexicanas, y demandaron el cese de toda la asistencia estadunidense a México.

El rector de la Universidad Iberoamericana, David Fernández Dávalos, en mensaje difundido hoy:

"Mantengámonos unidos en la denuncia y el reclamo por la aparición de los normalistas y conservemos la actitud solidaria hacia el dolor de sus familias".

"Ayotzinapa no es una situación aislada, la sociedad civil está en medio de una guerra sin sentido", dice el sacerdote que oficia la misa en la Ibero.

El padre de uno de los normalistas desaparecidos toma la palabra: "Pedimos justicia no sólo para nuestros hijos, sino para todos los que han fallecido por los gobiernos corruptos".

"En México es más peligroso ser estudiante que narcotraficante". Éste es uno de los muchos mensajes que los alumnos de la Ibero han colocado en las escalinatas del patio central de la universidad, en donde en unos momentos se llevará a cabo una celebración eucarística por los desaparecidos.

Estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales realizan brigadeos informativos en Insurgentes Sur.

Otro grupo de estudiantes de la UNAM pinta en la explanada de Rectoría la leyenda: “Fue el Estado”, en respuesta a las recientes declaraciones del rector José Narro, quien dijo que el caso Ayotzinapa era un asunto del estado de Guerrero.

Las citas precedentes resumen la condena del pueblo mexicano y especialmente de los estudiantes, ante la desaparición de los 43 normalistas a los que se los reclama con vida, por eso el grito: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

Desde esta columna nosotros creemos que esa desaparición forzosa de los normalistas (incluido el asesinato de los otros seis estudiantes) son acciones terroristas cometidas desde instancias estatales, es decir, crímenes de lesa humanidad. Y porque ofenden a la humanidad, son delitos que no prescriben, por lo que nos sumamos a esa exigencia legítima de que deben ser investigados los hechos, procesados sus autores y sancionados los culpables, de acuerdo a las leyes mexicanas y los convenios internacionales.

Esos son los crímenes que jamás deben quedar impunes, como impunes continúan autores de delitos cometidos en tiempos de las dictaduras militares y fascistas, en Nuestra América.

Demandamos, también, que continúen las investigaciones para descubrir a los autores, intelectuales y materiales, de esos crímenes, para los que no debe haber “ni olvido ni perdón”. Demandamos que el Estado mexicano continúe la búsqueda de los 43 estudiantes normalistas.

Asimismo, condenamos el desaparecimiento forzoso de los 43 estudiantes de la Normal de Maestros de Ayotzinapa, estado de Guerrero, México, así como repudiamos la muerte de otros estudiantes de la casa de formación de profesores rurales.

Manifestamos nuestra plena solidaridad con los familiares de los caídos y de los desaparecidos en Iguala, así como con los estudiantes y el pueblo de México.

En ese cauce solidario consideramos que se incribió la marcha realizada por la población de la UMSA, el jueves 20 de este mes, día del paro nacional en México de condena a la barbarie —eso es el terrorismo— cometido desde instancias estatales contra los estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

La Paz, 22 de noviembre de 2014.

*Periodista

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 334

Visitas

24645860
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
2008
8772
59883
231928
24645860