cabecera aqui blog

Les regalaron computadoras a nuestros hijos y después se las quitan

AddThis Social Bookmark Button

De sábado a sábado 314

Remberto Cárdenas Morales*

En Tarija, padres de familia de colegios públicos, la semana que concluye pidieron que a sus hijos les entreguen en propiedad personal las computadoras portátiles que los gobernantes supuestamente regalaron a los futuros bachilleres, aparatos que incluso tienen el nombre de los presuntos dueños, lo que ayuda a que éstos crean en el obsequio.

Otra asociación de padres de familia, de colegios privados, también de Tarija, dijeron para los medios que la próxima gestión (2015), solicitarán que los gobernantes extiendan el regalo de computadoras portátiles también a sus hijos.

Estudiantes del último curso de secundaria, en La Paz, junto a sus padres, se movilizaron para exigir que las referidas computadoras —que creyeron también aquí que les regalaron—, se les entregue en propiedad personal, por tanto, que se les autorice llevarlas a sus casas. Esos estudiantes, en una pancarta que mostraron por las calles paceñas, dijeron: “Evo gracias por quitarnos las quipus ¿o sólo esperaras nuestro voto?”. Esos jóvenes tienen claro que los gobernantes quieren sus votos y que por eso, en apariencia, les “regalaron” esas computadoras portátiles y que, después, les “aclararon” que esos equipos pueden usarlos en las aulas hasta la conclusión del año lectivo.

"Queremos que nos regalen las computadoras. Están con nuestro nombre, pero no nos dejan usarlas. El Gobierno se hizo la burla de nosotros”, según Ramiro Siñani, estudiante de sexto de curso del colegio Don Bosco El Alto.[1]

"Queremos que se les done (a los estudiantes) las computadoras, que llevan su nombre. Si ellos querían un equipamiento para el colegio, debían entregar a la dirección de los establecimientos, no a nuestros hijos”, dijo  Juana Luque, madre de un estudiante del colegio Marcelo Quiroga Santa Cruz (zona Pasankeri, La Paz).

"Estamos decididos a todo con tal de apoyar a nuestros hijos. Si tenemos que entrar en huelga de hambre vamos a hacerlo, pero la medida más próxima es el bloqueo de la carretera”, afirmó Policarpio Pinto.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar Gomez, respondió que los estudiantes podrán usar esas computadoras, pero en sus colegios y que no podrán llevarlas a sus viviendas.

El viceministro de Educación Regular, Juan José Quiroz, señaló, que las computadores "no se pueden regalar a los estudiantes” porque el Decreto Supremo (2013), de mayo de este año, establece que las computadoras son de uso exclusivo de estudiantes en las unidades educativas y no fuera de ellas”.

A pesar de solicitudes expresas para que sea retirado un aviso propagandístico en la que se muestra a un grupo de futuros bachilleres que agradecen por la supuesta donación de aquellas computadoras, hasta el momento en el que escribimos esta nota, se difunde ese aviso como si nada hubiera ocurrido, por cuenta del Ministerio de Comunicación.

La ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Teresa Morales Olivera, ante el pedido de los padres de familia, que resumimos en esta nota, dijo que aquéllos son “opositores” al gobierno.

Nosotros sostenemos que esos equipos debieron ser entregados a los colegios para uso individual y colectivo de los estudiantes, como manda el DS citado, es decir, como cuando se hace entrega de libros para las bibliotecas de escuelas y colegios.

Los gobernantes nunca debieron tratar de hacernos creer que las computadoras portátiles, adquiridas con dinero del Tesoro General de la Nación (TGN), se entregaba en propiedad personal a los futuros bachilleres, salvo que aquéllas hubieran sido pagadas con dinero del Presidente de Bolivia. Incluso en este último caso lo recomendable sería entregar a los colegios esas computadoras, al revés de lo que hicieron con las computadoras obsequiadas a los profesores.

Los bienes muebles de propiedad pública no deben entregarse en beneficio personal y/o familiar. Si el regalo de computadoras portátiles fuera de tipo personal, como cuando hay regalos en los cumpleaños, los gobernantes actuales tendrían que hacerlo cada año, si el propósito real fuera reforzar los procesos de enseñanza y de aprendizaje, de este último especialmente.

Además, la entrega de esos equipos en propiedad personal, creemos, acentuaría el individualismo que todos llevamos dentro y, en particular, los jóvenes. Asimismo, las desigualdades existentes entre estudiantes se profundizarían porque algunos de los futuros bachilleres usarían la posible computadora de la familia y la de propiedad personal regalada, indebidamente, con dinero de todos los bolivianos.

Es urgente que en los colegios los estudiantes utilicen computadoras portátiles, más o menos en igualdad de condiciones, pero no es una prioridad que aquéllas se conviertan en propiedad individual de esos estudiantes.

Los gobernantes y el Presidente al entregar, en actos públicos y personalmente a los futuros bachilleres, computadoras portátiles con el nombre de aquéllos y con la propaganda cara que se hace con esas entregas, asume un comportamiento mentiroso, una simulación.

El Presidente, especialmente, aparece como un Papa Noel en tiempos electorales, finge que les regala computadoras portátiles a los bachilleres (en tres meses más), en contra del DS que él firmó y que dispone que esos equipos deben ser utilizados por los estudiantes en las aulas, de las que no deben salir.

Que los estudiantes y sus papás reclamen esas computadoras para sí, en propiedad individual, es una aspiración que se asienta en las carencias del pueblo boliviano y, además, en el supuesto de que esas computadoras les fueron regaladas a los estudiantes.

Es creíble, pues, lo que dijo un padre de familia en Tarija (que resumimos en el título de esta nota) y es muy elocuente: primero les regalaron las computadoras a nuestros hijos y después se las quitan. Eso sólo es posible en tiempos del presidente Morales, agregamos.

Para nosotros lo esencial es que con esos supuestos regalos del Presidente y de los otros gobernantes se buscaba y se busca aún comprar los votos de los jóvenes estudiantes, muchos de los cuales sufragarán por primavera vez el 12 de octubre. Al mismo tiempo, los inquilinos del Palacio de Gobierno trataron y tratan de mantener el apoyo que, con certeza, tienen de padres de familia de los futuros bachilleres.

Esta vez, sin embargo, el asistencialismo presidencial quedó inconcluso y contradicho. El DS dispone que esas computadoras portátiles deben usarse en las aulas y que, por tanto, la propiedad de esos equipos debe mantenerse como pública, para uso individual y colectivo.

Sin embargo, como dijo un padre de familia, los gobernantes debieron entregar esos equipos, de la discordia ahora, como cualquier otra acción administrativa, sin el despliegue propagandístico mentiroso.

Más aún, si el Presidente, los gobernantes y sus cautivos movimientos sociales impulsaran una revolución, jamás asumieran ese comportamiento de “papanueles” en todo tiempo y lugar. Aquellos se muestran generosos, sobre todo en tiempos electorales, y con nuestra plata hacen obsequios con ambas manos y a manos de gente del pueblo (migajas), así como a empresarios medianos (entre éstos a los cooperativistas-empresarios mineros), incluso a los empresarios grandes, criollos y transnacionales.

Es un fraude el regalo —que no es— de las computadoras a los futuros bachilleres, a pesar de que esos ordenadores llevan el nombre de ellos. Ese fraude al menos debe llevarnos a conocer mejor al Presidente-candidato e inquilino principal del Palacio Quemado y entender que lo que él hace, pocas veces sin los resultados que busca, es comprar votos o conciencias, comprar las elecciones del 12 de octubre próximo. Por ello, ojalá se materialice lo dicho en la pancarta que pasearos los estudiantes por las calles de La Paz: los futuros bachilleres no se dejarán comprar con regalos que, además, no son. Por lo dicho sólo sirve como mal ejemplo lo que se decía antes de 1952: vayan compañeros a los churrascos de la rosca, allí comen con la derecha y votan con la izquierda.

Consideramos que es mejor que las computadoras portátiles las utilicen, en las clases, todos los estudiantes, de acuerdo a turnos naturales. Ni siquiera la pobreza debe llevar a la gente del pueblo a votar contra sus intereses y según los regalos recibidos, comprados con plata de todos los bolivianos y entregados como falsos regalos por un también falso Papa Noel de los últimos años.

La Paz, 20 de septiembre de 2014.

*Periodista


[1] Las citas de esta nota y la referencia sobre las pancartas, enarboladas por los jóvenes manifestantes, son del diario paceño Página Siete, del 11 de este mes de septiembre.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

El infamatorio

El Infamatorio

El Infamatorio
Jueves, 08 Noviembre 2018

El Infamatorio es el repositorio de las vilezas que perpetra el poder; es el almacén de las acciones políticas que tienen a la abyección como su único principio y fin.

Las ruindades de la política en Bolivia son el espacio de El Infamatorio, su tiempo lo marcan las continuidades de las bajezas que se consuman en su nombre.


Read more...

Publicación Aquí Nº 239

Visitas

10674940
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
2226
4867
14846
67007
10674940