cabecera aqui blog

Artículos

Forma criolla de ejercicio del poder político, con dudosos argumentos

AddThis Social Bookmark Button

De sábado a sábado (252)

Tercera candidatura de Morales a presidente:

Remberto Cárdenas Morales*

El Presidente boliviano contó que a sus opositores le tendieron una trampa cuando él aseguró que, por la unidad de Bolivia, no iba a postular por tercera vez consecutiva al cargo que ejerce. El Vicepresidente afirmó entonces que esa trampa fue una “estrategia envolvente”.

Nosotros afirmamos que esa “trampa” y esa “estrategia envolvente”, dichas coordinadamente por los autodenominados “toro negro” y “toro blanco”, fueron una mentira al estilo de lo que se le atribuye haber enseñado Maquiavelo: “Gobernar es hacer creer”.

Leamos los antecedentes:

El Vicepresidente, en su discurso al promulgar la Ley que “reafirma” que Juan Evo Morales Ayma está habilitado para su tercera postulación continua, afirmó que los gobernantes se vieron obligados a buscar un acuerdo con los opositores porque ellos no tenían dos tercios de los votos en la Asamblea Constituyente (AC). Añadimos nosotros: ni contaban con mayoría en el Congreso Nacional (ahora Asamblea Legislativa Plurinacional, ALP), organismo que formalizó los acuerdos entre los inquilinos del Palacio Quemado y la derecha, ésta sin empresarios tipo Marinkovich.

Ese acuerdo, según el segundo mandatario, consiguió evitar una guerra civil. En ese instante seguro que muy pocos apostaron por una guerra civil como salida a la crisis política que se vivía y/o que se protagonizaba; guerra civil que se evitó a pesar de que la derecha, de la llamada media luna, se alzó contra las reformas que se abrían paso, las que ahora palidecen.

El segundo mandatario, en el discurso del 20 de mayo de este año, en el Palacio de Gobierno, agregó que los gobernantes, y antes que todos el Presidente, entre la guerra civil y el ejercicio de la hegemonía, optaron por ésta. Al planteamiento y a la práctica de la hegemonía, que no es la hegemonía de Antonio Gramsci, en el discurso vicepresidencial, nos hemos referido en este espacio sabatino hace dos semanas.

Concretamente, García Linera, en el discurso que comentamos, a propósito de la  cuestionada reelección de Morales, dice:

“Oruro, no aquí en la Asamblea, no en el Congreso, es Oruro, los constituyentes toman una decisión: podían haber aprobado la reelección indefinida pero evalúan que valía la pena hacer esta modificación para buscar el apoyo de fuerzas opositoras; no teníamos dos tercios y necesitábamos dos tercios en la Asamblea Constituyentes para aprobar; se hacía este tipo de flexibilizaciones para incorporar algunos criterios de los opositores, no de manera mayoritaria, sino de manera articulada, de manera subordinada. Porque de eso se trata, en la lucha social hay dos maneras de tratar al adversario, o no lo tomas en cuenta para nada o lo incorporas subordinadamente a tu propio proyecto”[1].

 En ese momento (21 de octubre de 2008) el presidente Morales en un discurso anunció que en aras de la unidad del país él no será candidato a la presidencia por tercera vez:

“Por la unidad del país, por la nueva Constitución Política del Estado boliviano, la propuesta que hicieron dos constituyentes bajo el pedido de los movimientos sociales, como dos reelecciones inmediatas para Evo Morales, yo renuncié, hermanos y hermanas, por la unidad del país, por este proceso de cambio, y quiero que sepan, hermanas y hermanos, hoy día está en los periódicos: Evo no es ambicioso, Evo no tiene intereses.  Ese es el mensaje que hemos recibido el día de ayer.  Evo veinte o más años de presidente, no estamos ahí”.

“Siento que ya no es importante Evo Morales y, por eso hermanas y hermanos, dije: si para la oposición la reelección, la segunda reelección es perjudicial, le dije al compañero Álvaro levanten, no tengo ningún problema, y así viabilizamos para que ésta nueva Constitución sea aprobado el día 25 de enero del próximo año”[2]. Hasta aquí el Presidente.

Carlos Romero, como ministro de Desarrollo Rural y Tierras, uno de los más obedientes entre los operadores políticos actuales y acaso por eso considerado por Evo Morales como uno de los mejores a su servicio incondicional, respaldó el supuesto desinterés del primer mandatario, así: "Algunos partidos políticos han considerado que eso (la reelección) era excesivo (…) el MAS, el Presidente de la República han renunciado a la posibilidad de reproducir el control de la administración pública por la vía electoral en un segundo período constitucional, después del adelanto de elecciones que se está proponiendo", dice.

Y como remate, el ahora Ministro de Gobierno, añadió: "El Presidente, de una manera muy desprendida, ha planteado eliminar en los hechos la reelección”… un "desprendimiento objetivo, inverosímil, indubitable e incontrastable".

Félix Rojas, ex senador del MAS y ex ministro de Trabajo del actual gobierno, en una forma condicionada de anotar las cosas, también apoyó la declaración presidencial con la afirmación siguiente: “El mandatario estaría “candidateando” el 2009 por cinco años de gobierno, luego de ello ya no tendría derecho de ser candidato”.

El 20 de octubre de 2008, la Agencia Boliviana de Información (ABI), del Estado y del gobierno, difundió: “Evo Morales renuncia a la reelección para viabilizar Referendo Constitucional (…) Evo Morales podrá participar de las elecciones con la nueva Constitución (…) por un nuevo período constitucional, pero no ser reelecto, como era la exigencia y temor de los partidos opositores”.

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, hace horas ha dicho que sobre el acuerdo y/o decisión de Morales de enunciar a su tercer postulación a Presidente no hay compromiso firmado, ni acta, ni nada parecido. Sin embargo, esa Ministra padece de un mal de olvido porque el Vicepresidente (el que tejió la estrategia envolvente), en la ALP, presidió la aprobación, por la Asamblea Legislativa Plurinacional, de la Ley 4021 del Régimen Electoral Transitorio del 14 de abril de 2009, artículo 25, en la que se confirma la vigencia del puto dos de las medidas transitorias de la actual CPE. El Presidente, que pone trampas a sus opositores, en realidad celebra cuerdos con ellos y también los trampea, promulgó la Ley electoral que citamos:

“ARTÍCULO 25 (Convocatoria a Elecciones Generales).         

I. Por mandato constitucional se convoca a Elecciones Generales de Presidenta o Presidente, Vicepresidenta o Vicepresidente y miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional en todo el territorio del Estado Plurinacional para el día domingo 6 de diciembre de 2009; por un período constitucional de cinco años.

II. En aplicación de la disposición transitoria primera, parágrafo segundo, de la Constitución Política del Estado, el cómputo de los mandatos constitucionales se regirá de conformidad a lo siguiente:

a) Se computara como primer período, el mandato vigente a tiempo de la promulgación de la nueva Constitución Política del Estado.

b) Para el efecto del cómputo se consideraran los mandatos correspondientes al mismo cargo electivo”.

Luego de sus discursos, con una visible dosis de mentiras, el Presidente dio cuenta de la trampa que ellos le tendieron a sus opositores con los que también han celebrado acuerdos para aprobar la nueva CPE. Citamos a Evo Morales:

"Nosotros sabíamos que la derecha en 2008 quería que yo cumpla mi mandato e inhabilitarme con el artículo transitorio. la derecha trató de meterme una trampa y nosotros la cruzamos, pero le hicimos otra trampa más interesante de fondo, eso es lo que no quieren asumir", señaló en una conferencia de prensa el 28 de septiembre de 2010.

El vicepresidente, Álvaro García Linera, sobre su “estrategia envolvente”, en octubre de 2010, afirmó: “la estrategia envolvente obtuvo el resultado esperado, que la Constitución habilite al Presidente porque corren dos mandatos". Para él, básicamente, el primer mandato presidencial de Evo Morales no se debe contar porque se le recortó, precisamente, como parte de los acuerdos entre los gobernantes y la derecha.

En este último tiempo, lo dicho y hecho por Juan Evo Morales Ayma, en favor de su tercera postulación consecutiva se presentan, desde el Palacio Quemado, especialmente, tal como dijo Ana María Romero de Campero: resultado del “olfato político bárbaro” del Presidente.

La nueva CPE aprobada por la AC, hasta Oruro, disponía la reelección indefinida del Presidente y del Vicepresidente:

“Los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución no serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos periodos de funciones”. (AC, Oruro, Dic. 2007).

Esa es la norma que modifican miembros de la AC, cuyo resultado es el punto dos de las medidas transitorias de la CPE en vigencia, la que sólo suprime el no.

“Los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos períodos de funciones”.

Los operadores políticos más próximos al Presidente, entonces, dijeron que no debía preocupar la norma citada en el párrafo anterior la que, evidentemente, prohíbe la tercera postulación de Evo Morales por tercera vez. Utilizaremos argumentos políticos para contrarrestar el punto dos de las medidas transitorias de la nueva CPE fue la línea propuesta.

Como desarrollo de esa línea está lo que ofrecemos hasta aquí a nuestros lectores en este: “De sábado a sábado”.

Además está lo que ha dicho, varias veces, el abogado y diputado Héctor Arce Zaconeta, que el punto dos de las medidas transitorias de la nueva CPE se agotó (que ya no está en vigencia) porque fue aplicado y esa realidad acabó con esa norma. Así argumenta o pretende argumentar alguien que se jacta de haber dado clases de Derecho Constitucional en la carrera de Derecho de la Universidad Mayor de San Andrés.

Incluso el TCP, antes que argumentos jurídico-constitucionales, entrega una argumentación política, en respuesta a la consulta que le formuló el Senado, señaló:

“…el nuevo orden es diferente al pre-existente, el nuevo orden implica una nueva era jurídico-política basada en la refundación del Estado, por ello se concluye que es absolutamente razonable y acorde con la Constitución, realizar el cómputo del plazo para el ejercicio de funciones tanto del Presidente como del Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, desde el momento en el cual la función constituyente refundó el Estado y por ende creó un nuevo orden jurídico-político”.

Para nosotros lo dicho y lo hecho por los gobernantes para conseguir la tercera postulación consecutiva de Juan Evo Morales Ayma a la presidencia de Bolivia es un ejemplo criollo del ejercicio del poder político: de un Presidente que tiende trampas a los opositores (y también a gente del pueblo, como cree que le puso trampa al Presidente de Chile) y de un Vicepresidente que despliega estrategias envolventes hacia los opositores con los que, también, negocia y establece acuerdos. Los otros son burdos corifeos, repetidores de mal gusto, en una palabra: llunk’us.

Planteamos varias veces en este mismo espacio que, sin estridencias y sin autoritarismo, el Presidente y su principal ayudante de campo debieron proponer una reforma constitucional para la supresión del punto dos de las medidas transitorias de la nueva CPE. Desestimaron ese camino y optaron por la violación flagrante (a la vista) de la Ley Fundamental.

La burguesía, durante la decadencia de su poder absoluto, propuso matar a la legalidad porque sentía que ésta la mataba. Se trataba de las normas avanzadas que conquistaron los explotados y oprimidos por esa burguesía.

Ahora, sin decirlo, al parecer el Presidente y sus llunk’us sienten que la legalidad que ellos han facilitado y/o propuesto, aunque con mentiras, podría impedir la reproducción del poder político del Jefazo y la destrozan cuando conviene a sus intereses, sin guardar ni las formas. Por ello, añadimos nosotros que vivimos tiempos indecorosos en Bolivia, aunque quizá para los actuales gobernantes el decoro importa nada cuando de lo que se trata es de elegir Presidente, por tercera vez, al Jefazo.

La nada sólida argumentación política, de los gobernantes, con la que pretenden que admitamos como legal y legítima la tercera postulación del Presidente al cargo que ejerce, desde el Palacio Quemado se abre paso, apoyada en la fuerza del poder político. Esa es una modalidad del ejercicio del poder político por Evo Morales y sus llunk’us, a la criolla para la reproducción de su poder político, sin la certeza de que les sea posible ampliarlo. Ese discurso y esa práctica, tienen mucho de común con la acción de regímenes políticos precedentes de nuestro país.

Nosotros advertimos que esa reproducción del poder político de Evo Morales y de sus incondicionales será para decir y hacer, con las modificaciones de espacio y tiempo, lo que han dicho y han hecho hasta este momento.

En otras palabras: Los gobernantes actuales, el Presidente en especial, quieren preservar el poder político conquistado en las urnas, para reproducir un gobierno de los medianos propietarios (cocaleros, colonizadores, patrones del cooperativismo minero, dueños del transporte, industriales y comerciantes medianos), en alianza con los empresarios criollos (como los banqueros con los que acaban de sellar un acuerdo los inquilinos del Palacio Quemado) y con empresarios transnacionales como los dueños de la empresa minera San Cristóbal.

Esa alianza es la que funciona para la reproducción del poder del Jefazo (éste no comparte el poder unipersonal que tiene), pacto que está muy lejos de impulsar una revolución (ni democrática ni cultural), porque una verdadera revolución entraría en contradicción con los propietarios medianos y mucho más con los grandes.

Los que asumimos la posición anotada aquí, respecto de los afanes del presidente Morales para reproducir su poder, releemos lo dicho por el Che, del que hemos celebrado los 85 años de su nacimiento el 14 de este mes:

“No hay más reformas por hacer. O revolución socialista o caricatura de revolución”.

La Paz, 15 de junio de 2013

*Periodista



[1] Discurso del presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, en la promulgación de la Ley de Aplicación Normativa, La Paz, Palacio de Gobierno, 20 de mayo de 2013. Discurso que el Ministerio de Comunicación del llamado Estado Plurinacional de Bolivia lo publicó como separata con el título: “¡No le tengan miedo al pueblo ni al voto!”

[2] Ésta y otras citas del Presidente, Vicepresidente, ministros y otras han sido tomadas del discurso del diputado del MSM, Fabián  II Yaksic, en la Cámara de Diputados el 14 de mayo de este año. Esa intervención fue difundida con el título: “Felonía a la democracia y violación de la Constitución: se impone una candidatura tramposa e inconstitucional”, la que hemos reproducido en el anterior número de Aquí 119.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 323

Visitas

15896314
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
1534
9062
37370
1534
15896314