cabecera aqui blog

Artículos

¿Y la doctrina de las FF.AA. bolivianas que redactaban?

AddThis Social Bookmark Button

editorial

La nueva doctrina de las Fuerzas Armadas del Estado Plurinacional de Bolivia está cimentada sobre cinco principios fundamentales, que tienen que ver con nacionalismo, patriotismo, antiimperialismo, anticapitalismo y justicia social.”

“El ministro de Defensa, Rubén Aldo Saavedra, informó que la nueva doctrina se basa en la defensa y seguridad de la población, el territorio y los recursos naturales, en el respeto de la constitucionalidad, la democracia y los derechos humanos.”

 “Se está elaborando una nueva doctrina, a la cual deben sujetarse todos los efectivos militares”, expresó[1].

El Gral. Vasco Gonzálves, uno de los principales dirigentes de la Revolución de los Claveles de Portugal (1974), acerca de la doctrina militar, dice:

“Una doctrina militar no es un asunto puramente militar. El contenido político es de importancia decisiva para su elaboración. (…) la doctrina miliar procura ser un instrumento de concretización de la política en el campo militar. La doctrina militar tiene forzosamente grandes y profundas  correlaciones con lo económico, lo político y lo cultural. Traduce en el fondo la situación en un determinado país, relativa al sistema político, económico y social existente. Por tanto —añade—, es necesario estimular la comprensión sobre las ligazones que existen entre el régimen político, económico y social, y la doctrina militar, que a su vez está ya condicionada,  influenciada por una doctrina de defensa nacional.”[2]

 La información con la que contamos nos lleva a sostener que en la elaboración de la “nueva” doctrina de las FF.AA. de nuestro país, se tomó como orientación, la doctrina militar de la Revolución Bolivariana de Venezuela y, también, una línea del presidente Morales el que, en Oruro, en ocasión de un aniversario de la institución armada, señaló que un documento, como el que se dice que se escribe, debe contener una diferencia esencial respecto de las Fuerzas Armadas “masacradoras” de ayer y las que, durante las dictaduras, tuvieron al pueblo como “enemigo interno”, añadimos nosotros.

No se tiene evidencias de que hayan participado suboficiales y/o sargentos en la redacción de esa doctrina de las Fuerzas Armadas bolivianas, de la que habló el actual Ministro de Defensa en aquella publicación de Cambio de hace más de un año. La Asociación Nacional de Suboficiales y Sargentos de las Fuerzas Armadas (Ascinalss) empieza a organizarse durante el gobierno del Gral. Juan José Torres (1971), al que esos militares de baja graduación apoyaron, posición que fue conocida por un comunicado público; a ese documento militantes de izquierda de ese tiempo lo califican como “confuso”, pero fue lo más claro en materia de apoyo castrense al Gral. Torres.

Además de la doctrina militar que comentamos, se conoce que un proyecto de Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas se consideraba hace, también más de un año, en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Sobre el Proyecto de Ley para “descolonizar” a la institución armada, según voceros de Ascinalss, se trataría de un instrumento avanzado que apuntaría a una reforma de las Fuerzas Armadas, lo que no se intentó hasta ahora durante el proceso de cambios el que, afirmamos, pierde constantemente su contenido reformista.

A propósito de la “descolonización”, el Comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), para radio Panamericana, aseguró que las FF.AA. no dependen de ningún organismo extranjero desde 2006, con lo que sugirió que la descolonización propuesta por suboficiales y sargentos, es algo que ya se hizo.

Se puede entender como otra sugerencia la del Presidente, su reclamo de “disciplina” de los militares, pero hasta este momento nada, que se sepa, propuso como salida al conflicto que tiene como activos protagonistas, al parecer, a la mayoría de los uniformados de baja graduación de las tres armas: Ejército, FAB y Armada.

Si se aprueba la doctrina castrense que se elabora, sus miembros serán nacionalistas, patriotas, anticapitalistas, antiimperialistas y buscarán la justicia social en nuestro país.

Sin embargo, la descolonización planteada por suboficiales y sargentos, además de añadir un elemento fundamental al borrador de doctrina militar de referencia, muestra una coincidencia esencial, de aquellos uniformados con los gobernantes, con el Presidente, en especial. Es mucho, aunque no sea todo, que uniformados exijan, con marchas, huelgas de hambre y otros pronunciamientos que se atiendan sus peticiones las, que parecen de un sindicato, antes que de efectivos miliares.

Profesionalización en centros de estudio, como la Escuela Militar de Ingeniería (EMI); ascenso hasta el grado de generales y homologación de sueldos; servicio de salud para todos los uniformados, sin discriminación; cese de toda discriminación e integración de todos los uniformados (y supresión de toda forma de discriminación, son las principales demandas de suboficiales y sargentos).

Además, esa doctrina se basa en “la defensa y seguridad de la población, el territorio y los recursos naturales, en el respeto de la constitucionalidad, la democracia y los derechos humanos.”

Los uniformados defenderán a la población lo que, excepto parcialmente en Santa Cruz y algunas días, no hacen los miliares. La defensa del territorio boliviano es una obligación constitucional que no la asumen los militares con el patriotismo del que apenas hablan. La defensa de los recursos naturales, fue algo que hizo un militar de honor, como el Gral. Torres, que nacionalizó colas y desmontes de Catavi-Siglo XX (ricas reservas de estaño), de los que la mitad han sido transferidos por Juan Evo Morales Ayma a cooperativistas-empresarios mineros. Los militares no dijeron esta boca es mía cuando el Tribunal Constitucional Plurinacional dio luz verde a la tercera elección consecutiva de Evo Morales, en contra de la actual Constitución Política del Estado. La democracia que dicen defender las fuerzas castrenses es la democracia que tiene la medida de su actual Capital General. Junto con los policías, los militares violan derechos humanos no sólo de los bolivianos sino de sus integrantes a los que les gusta recordar que están “bajo banderas”.

Apoyados en el planteamiento de Gonzálves, sobre la doctrina de las fuerzas armadas, y como las reformas pierden su contenido avanzado, a lo sumo tendremos una doctrina de las FF.AA. bolivianas a la medida de esas reformas. Y, si se dijera más que eso, esa posible doctrina militar sería una declaración cívico-patriótica inaplicable.

Bolivia necesita nuevas fuerzas armadas, las que parecen imposibles en las condiciones del gobierno actual. Sin embargo, de la propuesta de suboficiales y sargentos bolivianos tendría que apropiarse un gobierno como el actual que se define como de los movimientos sociales. Sin embargo, hasta este momento el Presidente saca pecho por los jefes militares: una definición que nos lleva a entender que entre Juan Evo Morales Ayma y los jefes militares hay un acuerdo para un apoyo recíproco para apuntalar causas que no son ni de las regiones ni del pueblo ni de la patria de los empobrecidos.


[1] Diario gubernamental y/o estatal Cambio del 24 de diciembre de 1012.

[2] Tomada de una entrevista hecha al Gral. Vasco Gonzálvez en Lisboa por Carlos Soria Galvarro Terán, publicada como anexo del libro: General Vasco Gonzálvez. Fuerzas Armadas, democracia y revolución (Acerca de una doctrina militar para Portugal y sus Fuerzas Armadas), ediciones Roalva, La Paz, Bolivia 1980. Y sobre la defensa nacional, Gonzálvez, en esa entrevista anota:

“La doctrina de defensa nacional tiene que estar forzosamente relacionada con el régimen que existe en el país que la adopta. Los objetivos de la doctrina de defensa nacional deben ser los de garantizar las relaciones económico-sociales, las relaciones establecidas en la sociedad dad. Mas… estas relaciones traducen correlaciones de fuerzas políticas y sociales a nivel civil y a nivel militar. En el caso concreto de Portugal —sigue Gonzálves— , nosotros no podríamos tener hoy la misma doctrina de defensa nacional que teníamos en el tiempo del fascismo.”  

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 323

Visitas

15815823
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
1957
9324
11281
201965
15815823