cabecera aqui blog

Artículos

Con Evo Morales ganan medianos propietarios y empresarios grandes

AddThis Social Bookmark Button

Con Evo Morales ganan medianos propietarios y empresarios grandes

Evo Morales arrasa y Latinoamérica festeja la victoria, titula una publicación virtual el que, creemos, es un resumen de lo que sienten y piensan los que ven a Bolivia, especialmente, desde fuera, así como el electorado cautivo del Presidente, el que festejó anoche y sigue celebrando la que también se denomina victoria del pueblo y, por tanto, según el Presidente, es anticapitalista y antiimperialista.

Aunque nosotros consideramos que las encuestas sólo evidencian tendencias y/o preferencias electorales, de acuerdo a esos datos provisionales —los oficiales demoran— el Presidente reelegido no alcanzó ni el 80% ni el 74% ni el 70% ni sena-quina, como aquél dijo los últimos días de su campaña. Un poco más del 60% y quizá no llegue a los dos tercios del electorado, pero es un triunfo importante, sin arrasar.

Y si fuera cierto que arrasó, no arrasó el pueblo, aunque una parte mayoritaria votó por la tercera elección de Juan Evo Morales Ayma.

¿Qué sectores sociales y políticos han ganado con el presidente Morales? Ensayamos una respuesta inicial de las tantas que nos sentimos obligados hacer. Con él han ganado:

—Los cocaleros, especialmente, los que tienen más catos de coca que los permitidos según normas y acuerdos; los que producen aquella materia prima de la cocaína y que sólo en pequeñas cantidades utilizan para el acullico, como medicamento y como ritual. La coca es un recurso natural, pero sobre todo en El Chapare, así como en varios lugares del norte de La Paz (no sólo en los Yungas) aquella hoja, en su mayor parte, es utilizada por los productores de cocaína, rematamos.

—Han ganado con él los colonizadores, varios de los cuales, de manera espontánea o como invasores modernos, se establecieron y se establecen en parques nacionales, como el Choré (Santa Cruz) o se alistan para colonizar el TIPNIS cuando se construya el camino de la discordia (Villa Tunari-San Ignacio de Moxos), como se contempla en el programa de gobierno del MAS. Sin embargo, Fernando Vargas y otros candidatos, del Partido Verde de Bolivia, los que aproximadamente recibieron el 3% de apoyo electoral, han dicho que no lo permitirán: ellos, los pobladores del TIPNIS y consideramos la mayoría del pueblo. Además, se sabe que colonizadores son dueños de vehículos chutos a los que, suponemos, no les decomisarán esas unidades de transporte.

—Con el Presidente, tres veces electo, han ganado los cooperativistas mineros, en realidad empresarios, nos referimos a esos nuevos capitalistas súper explotadores, aunque también hablamos de muchos de los asalariados contemporáneos de ese sector económico a los que les llega, al menos, una parte de los beneficios concedidos por el inquilino principal del Palacio Quemado: como son los 36 millones de dólares que el gobierno de Morales ha concedido a esos medianos propietarios, así como a éstos regaló 8 millones del dinero que pertenece a los bolivianos.

—También han ganado con el Presidente los propietarios del transporte, esos que han postulado o tolerado como candidato a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) al máximo dirigente del sector, en las listas del MAS. Muchos de ellos son a la vez propietarios de autos chutos porque los compraron aquí o porque los internaron al país de contrabando.

—Son electores del Jefazo los llamados “chuteros”, poseedores y/o comercializadores de autos truchos, han ganado con el presidente Morales, del que esperan que les dé una manito para “nacionalizar”, es decir, legalizar esos vehículos internados ilegalmente al país.

—Los comercializadores de ropa usada se sienten victoriosos, junto al Presidente, porque confían en que éste les ayudará a que un día se legalice esa operación de compraventa de esas prendas a medio uso, varias de las cuales se comercializan, asimismo, en casas del centro paceño, luego de arreglos y de limpieza que requieren esa ropa, echada por sus dueños originales.

—Los narcotraficantes tienen razones o sinrazones para compartir la victoria del Presidente tres veces elegido. La última vez en contra de la Constitución Política del Estado (CPE), pues, con su tercera elección han violado la disposición transitoria dos de aquélla. Es tal la desvergüenza de los operadores políticos del entorno presidencial que, uno de ellos, el actual Procurador General del Estado, dijo que cuando llegue el caso difundirían “argumentos políticos” para defender la habilitación inconstitucional que hicieron, del Presidente-candidato, miembros del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

—Trabajadores del agro, que creen que gobiernan, nos parece que están entre los más convencidos de que al votar por Evo Morales le cierran el paso a la derecha criolla, al capitalismo occidental y al imperialismo opresor. Muchos de esos pobladores, compatriotas nuestros, son los que reciben con ambas manos las obras del Presidente, como un obsequio nunca antes entregado por un Presidente boliviano aunque, en menores cantidades, ya lo hizo René Barrientos Ortuño, dictador de entontes y también electo como primer mandatario del país. Son los trabajadores del agro que en vez de trabajar para materializar los cambios, por ejemplo, para producir más alimentos, extienden la mano para que el Presidente, cual mecenas sin par, financie sus proyectos. Tal es la fuerza de esas obras, mejor dicho, de ese asistencialismo que una senadora masista, reelegida, ha dicho por el Alcalde de Santa Cruz de la Sierra que es un “metemano” (manosea a mujeres en público), pero que trabaja por los cruceños.

—Una parte de los empresarios, acaso los más “mamones” del Estado, comparten el triunfo del presidente Morales. Hablamos de los que, según el diario The Washigton Post, antes de las elecciones dijeron que tenían un nuevo acuerdo con Evo Morales, y de los que, luego de la consulta, han dicho que trabajarán con las nuevas autoridades. Esos empresarios tienen sus círculos sociales en los que influyen, entre los que ahora son electores del Presidente. A propósito de ellos el Vicepresidente, también reelecto en contra de la CPE, ha dicho en medio de sus discursos electorales que los empresarios tienen su lugar en la economía boliviana y que deben ocuparse de ella, así como los gobernantes se ocupan de la política; agregó que no aceptan que empresarios, como el dueño casi absoluto de la industria del cemento en Bolivia, se ocupen de ese oficio ciudadano, que es la política, la que ejercida por ellos es politiquería, que abunda entre nosotros.

—Los empresarios transnacionales, desde sus casas matrices, así como en Bolivia los ejecutivos a su servicio, celebran la victoria del presidente Morales porque también es de ellos. Cabe recordar, porque concuerda, lo dicho por el máximo ejecutivo de la empresa japonesa Sumitomo, dueña de la Empresa Minera San Cristóbal, que opera en Potosí: ese capitalista, luego de hablar con el Presidente, señaló que con éste tenían (y tienen) buenas relaciones y que aquí para esa corporación todo es: “ganar, ganar y ganar”. Los empresarios de San Cristóbal, como los de las empresas que explotan hidrocarburos, deben ser como los que quería Juan Evo Morales Ayme: socios y no como patrones. Por cierto que pueden y son sus socios, pero no dejan de ser patrones, tan explotadores y tan opresores como los demás. Una empresa transnacional como la Sumitomo, configura o es parte del imperialismo o, quizá sea mejor decir: el imperialismo se materializa en una y tantas empresas transnacionales, como aquella compañía.

Que el Presidente reelecto diga que su victoria (compartida por sus electores, aliados y socios) es anticapitalista y antiimperialista es una afirmación dudosa o es una de las tantas mentiras de Estado y/o de gobierno que se difunden en Bolivia para lo que se gasta dinero y mucho dinero de los bolivianos.

Del presidente Morales, además, debemos tener en cuenta lo que hace antes que lo que dice, con un añadido: incluso debemos tomar con beneficio de inventario lo que hace porque lo que hace lo presenta como algo que interesa al pueblo, como a su victoria del 12 de octubre, la que festejan por igual explotadores y explotados, opresores y oprimidos, aunque en sus respectivos ambientes socio-económicos y en los espacios políticos en los que se mueven a sus anchas.

Nosotros estamos convencidos, asimismo, de que gente del pueblo que votó por Evo Morales, lo hizo en contra de sus intereses, como sensiblemente ha ocurrido antes aquí y en otros lugres de Nuestra América.

Por todo lo dicho, la revolución democrática y cultural (sobre la que escribiremos, en este medio, cuando sea posible y sea necesario), es un cuento de Juan Evo Morales Ayma, que repiten sus llunk’us y súper llunk’us (sometidos al jefe). Añadimos que aquí hay reformas, cada vez más burguesas, a tono con los tiempos que vivimos, los que tienen mucho de indecorosos, como indecoroso es el comportamiento, por ejemplo, de miembros de la COB y de la FSTMB, miembros de la gigantesca “junt’ucha” (unión sin principios) de la que es jefazo el Presidente electo tres veces.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

13475092
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
7286
3183
10469
329294
13475092