cabecera aqui blog

Artículos

¿Qué día dejó de hacer campaña el Presidente-candidato?

AddThis Social Bookmark Button

editorial

Las últimas semanas Juan Evo Morales Ayma dijo que él no tenía la culpa de que los trabajadores mineros de Huanuni lo hayan proclamado candidato para un tercer mandato presidencial en contra de la Constitución Política del Estado (CPE). Otros voceros de  menor jerarquía, entre los oficialistas, señalaron que son los movimientos sociales los que hacen campaña electoral en favor del Presidente-candidato y del Vicepresidente-candidato y que, por tanto, el Movimiento Al Socialismo (MAS) no puede responder por lo que no hace. Una diputada dijo que ellos, los masistas, hacen campaña con las obras que entregan a la población. El Ministro de la Presidencia afirmó que la mejor campaña electoral que realizarán, los gobrernantes, será trabajar intensamente. Otros, del mismo bloque oficialista, han dicho que no han empezado ninguna campaña electoral porque sus candidatos todavía no han sido oficializados como tales. Así no lo admitan: la campaña para inscribir “tres millones de militantes en el MAS” es y será una extensión de la campaña electoral; anotación que será, además, abuso de poder si se la hace en las oficinas públicas, como propuso el Senador que colgó perros en Achacachi y que sugirió que se torture, a los presuntos delincuentes detenidos, para arrancarles confesiones.

Gobernantes y masistas tienen esas formas de hacer campaña por su binomio y, a la vez, otras declaraciones suyas niegan que desarrollan una campaña electoral, la que es inocultable para los ciudadanos que no hemos perdido el sentido común.

Estamos ante un intento real, de gobernantes y masistas, de cambiar el sentido de las palabras sobre campañas electorales, es decir, éstas tienen un significado escrito en el diccionario de al lengua castellana, pero gobernantes y masistas tratan de torcer, sin éxito, lo que dicen las palabras.

Pero esa no es una invención de los gobernantes actuales ni de los masistas: vienen de lejos esos dichos y esa práctica en el mundo de la política, mejor dicho, de la politiquería. Eduardo Galeano se refirió a este asunto y añadió que sobre todo las dictaduras trataron, sin conseguirlo sino a medias, “robarnos” la memoria, hicieron mucho para que olvidemos sus crímenes de lesa humanidad (los que ofenden a la humanidad).

Opositores al gobierno demandaron al MAS, ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), para que este organismo sancione, a los gobernantes y a sus parciales, porque evidentemente anticiparon una campaña electoral que no debió desplegarse porque todavía no han sido autorizadas según normas electorales.

Miembros del TSE, podrían degradar los procedimientos, que tampoco son nuevos y que por ello son conocidos: aquéllos dijeron, que no pudieron encontrar a los demandados del gobierno y del MAS para notificarlos, formalmente, sobre esa demanda de los opositores.

Vencidas esas dificultades procedimentales, los miembros del TSE, en sala plena, es decir, todos sus miembros aprobaron una resolución que libera a gobernantes y masistas de toda culpa; en consecuencia, ellos no han cometido falta alguna por la campaña electoral de todos los días y a cada hora que impulsan, según esa resolución tramposa.

Nosotros vemos que ese fallo del TSE es un indicador de que el llamado estado de derecho en Bolivia se deteriora, lo que ven los que tienen abiertos los ojos y es posible que escuchen con oídos propios lo que dicen gobernantes y masistas sobre la campaña electoral que realizan como tenemos dicho.

Consideramos, sin embargo, que gobernantes y masistas seguirán por esa ruta de una campaña electoral costosa y que en parte sustancial se la lleva a cabo con nuestro dinero y nada nos sugiere que aquéllos dejen de gastar los recursos públicos durante el tiempo que nos separa de las elecciones generales de este año.

Ese discurso y la práctica electoral de los masistas lesionan la democracia vigente en el país al tiempo de que la limita, así esa democracia se convierte en menos democracia. Así ejercen el poder gobernantes y masistas. Por ello, no está demás que se denuncien esas violaciones a las leyes bolivianas, en el caso que comentamos, para que quede constancia de esos dichos y de esos hechos.

Los opositores definirán lo que tienen que hacer en esa campaña electoral que no la detendrán gobernantes y masistas por cuestiones formales.

A los editores de esta publicación virtual nos preocupa el comportamiento de la nueva unidad del pueblo (democrática, popular, antiimperialista y revolucionaria) ante la campaña electoral anticipada de gobernantes y manistas. En esa dirección anotamos:

—Tenemos que explicar sin cansarnos que el Presidente-candidato y el Vicepresidente-candidato, fueron habilitados como candidatos, por el Tribunal Constitucional Plurinacional, en contra de la segunda disposición transitoria de la CPE. Por ello, primer y segundo mandatario son candidatos por tercera vez, violación mediante, de la Ley Fundamental.

—Esa campaña electoral anticipada de gobernantes y masistas se realiza con dinero de los bolivianos. Un ejemplo ayuda a demostrarlo: si esa campaña se la hace con la entrega de obras, se la emprende con fondos públicos, y las obras también se las paga con parte de la riqueza que ayudamos a generar.

—La campaña de gobernantes y masistas, anticipada, viola normas bolivianas, lo que queda como una herencia funesta porque la vigencia del estado de derecho no es un hecho sin importancia. Importa mucho el estado de derecho, tanto que en la introducción de la Declaración Universal de los Humanos de 1948, se reconoce el derecho a la rebelión de nuestros pueblos, precisamente, cuando se agrieta y se acaba ese estado de derecho.

—Gobernantes y masistas, con su campaña electoral anticipada y que no la reconocen como tal, alientan entre los empobrecidos un comportamiento contrario a las leyes, para lo que deben mentir o decir medias verdades. Evo Morales diría que nos están “pasteando” con ese discurso y con esa práctica electoral anticipada, en las que él tiene mucha responsabilidad.

—El pueblo debe buscar, organizar y participar del debate en tiempos electorales para considerar lo que tendría que ser un programa democrático, popular, antiimperialista y revolucionario, el único que calzaría con los intereses de los empobrecidos. Uno de nuestros críticos lectores (al que escuchamos) nos ha sugerido que, desde estas páginas, hagamos propuestas. Aquel debate es una de éstas, aunque no estamos seguros de que el Presidente-candidato acepte debatir porque él parece que cree que está por encima de la lucha de clases, que por ello sería un bonapartista, como decían estudiosos (y también actores) de la política boliviana.

Es necesario, asimismo, presentar de cuerpo entero a gobernantes y masistas que hacen campaña electoral todos los días y a cada hora y luego niegan que hacen.

En la nueva unidad del pueblo que proponemos hace falta que se entienda con precisión el comportamiento de gobernantes y manistas en una campaña electoral anticipada que es millonaria y a nuestra costa.   

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Visitas

13476429
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
8623
3183
11806
330631
13476429