cabecera aqui blog

Entre denunciar o callar la violación de los derechos humanos

AddThis Social Bookmark Button

* La diferencia entre dos tendencias del organismo paceño se acentúan ante el asesinato de dos estudiantes de Caranavi (7 y 8-V-10), cuyos autores son policías, según testigos.

* Esa contradicción se agravó ante la VIII marcha indígena y mucho más debido a la represión a la acción de los originarios.

1. En grados distintos, los que integramos la APDHLP que encabeza María Amparo Carvajal Baños, participamos en múltiples batallas sociales y políticas con las que aportamos al proceso que todavía se denomina de cambios y, también, apoyamos al gobierno porque proceso y gobierno constituyen parte de un todo. En las condiciones originales del proceso y del gobierno sostuvimos que existían condiciones adecuadas para la promoción, difusión, defensa y realización de los derechos humanos, sobre todo, de los empobrecidos de nuestra patria.

 

Sin embargo, criticamos al gobierno y condenamos sus violaciones de los derechos de los bolivianos desde el asesinato de dos jóvenes en Caranavi (7 y 8-V-10), cuyos autores son policías, según testigos. El desbloqueo del camino La Paz-Caranavi fue ordenado por el presidente Evo Morales, de acuerdo a un informe que él entregó a los medios de difusión. En tanto que el entonces ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, aseguró que en la región caranaveña operaba un movimiento político armado, que infiltrados dispararon contra los estudiantes Mario Fidel Hernani y David Calisaya (del MAS), y que el desbloqueo con fuerza policial fue para evitar un enfrentamiento entre bloqueadores y cooperativistas auríferos de Guanay.

Los que asumimos con fidelidad el papel que debe cumplir la APDHLP, los que hemos ganado en el XIX Congreso del 3-XII-11, sostuvimos y sostenemos que ante los hechos luctuosos de Caranavi debió realizarse una investigación para descubrir y no para encubrir, que sobre la base de una averiguación (nacional e internacional de ser necesaria) debió instaurase un proceso para juzgar a los autores de esos crímenes, para evitar que aquéllos vivan impunes.

Un convenio firmado por el presidente Morales con dirigentes de los colonizadores de Caranavi establece que se impulsará una investigación a fondo, nacional e internacional, sobre los hechos ocurridos en la capital de la provincia paceña, pero nada se ha averiguado hasta ahora.

La otra tendencia que dividió a la APDHLP en un congreso apócrifo, frente a los hechos criminosos de Caranavi, básicamente, propuso que saludemos el convenio gobierno-dirigentes caranaveños y que en vez de condenar las violaciones de los derechos humanos, en esa ocasión, debíamos buscar una salida política al conflicto derivado de los crímenes referidos.

Recordamos que en Caranavi se violaron los siguientes derechos: a la vida, a la seguridad, a la educación, al trabajo, a la salud, a la libertad de expresión...

2. Condenamos el "gasolinazo" porque esa medida, en los días de su vigencia y después, afectó a los más empobrecidos de nuestro pueblo. Además, tuvimos y tenemos claro que esa medida olvidó los verdaderos intereses del pueblo y que sí contempló la demanda de los empresarios de mejores precios de los hidrocarburos y que en vez de la adopción de otras políticas (como complementar la nacionalización del gas y/o industrializar este recurso energético) el gobierno y Evo Morales tomaron medidas propias de regímenes neoliberales.

El gasolinazo violó derechos humanos, por eso lo rechazamos sin medias tintas y así respaldamos la resistencia con la que la gente más sencilla consiguió que se revierta.

Rememoramos que el ex Ministro de Gobierno informó al Presidente y a los otros ministros que un día de resistencia popular al gasolinazo se movilizaron, por el centro paceño, no más de 1.500 personas. Esa mentira, que contrastó con los hechos, adopta como técnica aquel ex funcionario gubernamental.

3. Los dos acontecimientos anotados nos llevaron a precisar que al gobierno lo apoyaremos en su lucha contra el imperialismo, el capitalismo, el fascismo, el neofascismo, el sionismo, el racismo. En otras palabras: no apoyamos toda la gestión del gobierno actual, es decir, rechazamos sus errores.

4. Respecto de la huelga de la COB en demanda de aumento de salarios y otras reivindicaciones económicas y sociales, desde la APDHLP sugerimos que se atienda satisfactoriamente las peticiones de los trabajadores y que el gobierno busque, junto con la máxima organización sindical del país, una nueva alianza en base a un programa (democrático, popular, antiimperialista y revolucionario), para corregir errores del gobierno y de los sindicatos.

Esa propuesta le hicimos llegar al Presidente y al secretario Ejecutivo de la COB. No recibimos repuesta de ninguno de los dos.

5. Antes de la VIII marcha indígena, en nombre de la APDHLP y en una carta abierta, le pedimos al presidente Morales que busque un acuerdo con los indígenas, el que en ese momento creímos posible.

Durante la marcha, junto con otras organizaciones no gubernamentales y personalidades, planteamos diálogo y acuerdo del gobierno con los marchistas.

Desde antes de la VIII marcha de los originarios de las tierras bajas, en coordinación con organizaciones indígenas, instituciones y personalidades promovimos la solidaridad, la más militante que pudimos, con los marchistas.

En varios pronunciamientos que, creemos, están en la memoria de los compañeros que compartimos la causa de los derechos humanos, consta nuestro compromiso en defensa del TIPNIS el que, a juzgar por lo que sucede los últimos días, no concluye.

En coincidencia con otras organizaciones subrayamos que durante la VIII marcha indígena se violaron los derechos al libre tránsito, a la libertad personal y la dignidad, al agua y la alimentación, a la libertad de expresión, a la libertad de reunión, a la integridad física y psicológica, los derechos de las mujeres como el de vivir libre de violencia; también los derechos de los niños: a recibir "protección y socorro". Asimismo, los derechos de los indígenas, como el que tienen sobre el territorio, la autodeterminación, y la consulta previa y de buena fe.

6. Somos mayoría dentro de la APDHLP que difunde, promueve y defiende los derechos humanos, preferentemente de los empobrecidos, lo que no impide que veamos con claridad la universalidad de los derechos humanos.

Constatamos que los cambios en Bolivia, que hemos ayudado a generar, pierden su contenido avanzado y el riesgo es que, junto con el pueblo, enfrentemos una derrota, la que es urgente que tratemos de evitar con nuestro aporte por modesto que sea.

Con la esperanza marcadamente mermada, otra vez, sugerimos que el gobierno (especialmente el presidente Morales) construya una nueva alianza con todo el pueblo boliviano, en base a un programa avanzado (democrático, popular, antiimperialista y revolucionario), para desandar el rumbo errático seguido por ellos y para retomar un cauce de veras liberador en el que, así lo demandamos, se defiendan y se realicen los derechos humanos sin maniobras "envolventes" las que, sin convencer y para estafarnos, practican los gobernantes.

Como "callar es lo mismo que mentir", con Luis Espinal, optamos por la verdadera defensa, promoción y difusión de los derechos humanos por lo que no callamos ni callaremos la violación de los mismos por más que los crímenes los cometa o los tolere un gobierno que dice impulsar una revolución democrática y popular.

La Paz, diciembre de 2011.

Directorio de la APDHLP elegido en el XIX Congreso del 3-XII-11

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 334

Visitas

23982207
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
1425
13907
58278
247342
23982207