cabecera aqui blog

Los extranjeros, culpables de la delincuencia en el país

AddThis Social Bookmark Button

Redacción de AquíCom

(AquíCom/30-06-014) La xenofobia definida como el odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros, es una manifestación que se vive día a día en Bolivia y se expresa en los diferentes estratos de la sociedad y se expresa más aún en las autoridades.

Recordemos que la más reciente manifestación la dio la ministra de Comunicación Amanda Dávila al querer descalificar al periodista Raúl Peñaranda con el rótulo de ‘chileno’ por sus críticas al gobierno sobre el uso de la propaganda estatal.

Misma situación ocurrió en 2011, cuando el entonces ministro de Gobierno Sacha Llorenti, expresidente de la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia, acusó a uno de los abogados de la defensa del caso Caranavi, Jorge Quiroz, de ser un infiltrado ‘peruano’ y de haber participado en actos violentos contra el gobierno. La investigación iniciada por Quiroz evidenciaba responsabilidad de Llorenti en la muerte de dos comunarios de Caranavi en un enfrentamiento con la policía.

Luego escucharemos múltiples declaraciones del Viceministro de Defensa Social y Sustancias Contraladas, Felipe Cáceres, sobre la presencia de ciudadanos peruanos, colombianos y brasileños en enfrentamientos contra los efectivos de erradicación de hoja de coca, sin que en ningún caso se haya demostrado sus aseveraciones. El caso más evidente ocurrió en octubre de 2013 cuando en la región de Apolo, en el departamento de La Paz, erradicadores y productores de coca se enfrentaron, la versión oficial habla de emboscada, y murieron tres personas del lado de los uniformados.

En el caso Apolo, en todo momento las autoridades hablaron de la presencia de ciudadanos peruanos, comenzando por el fiscal, el viceministro Jorge Pérez, el viceministro Cáceres y el ministro de Gobierno Carlos Romero, declaraciones que después fueron desmentidas por el juez del caso, quien indicó que en ningún momento hubo indicio alguno que haga suponer la presencia de extranjeros.

Esas son sólo algunas muestras del carácter xenofóbico de las autoridades de gobierno que se complementan, perfectamente, con el actuar de la policía que directamente asocia a lo extranjero con la delincuencia, más aún si está acompañada con rasgos de pobreza.

Este flagelo tiene un aliado inconsciente en los medios de difusión. Los titulares de algunos matutinos y publicaciones en Internet, son muestra concreta de ello, donde resaltar la nacionalidad de las personas es más importante para destacar el presunto delito que cometió. Esta situación es más dramática, y puedo dar fe de ello, cuando los propios jefes de prensa de los medios actúan con prejuicio ante una determinada nacionalidad. Esto me recuerda una conversación sostenida en una reunión de prensa cuando la máxima autoridad periodística del medio al no saber los motivos por el que fue detenido un empresario peruano en Bolivia sólo atinó a decir: “No me dijeron por qué lo han detenido a ese peruano, pero debe ser porque se la quiso pasar de vivo”.

Síguenos a través de:

facebook icontexto inside icon  twitter-logo-enelpc

Publicación Aquí 334

Visitas

23981980
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
Total
1198
13907
58051
247115
23981980